¿La Sociedad Está Enferma? ¡En Absoluto!

¿La Sociedad Está Enferma? ¡En Absoluto!

la sociedad está enfermaHace unos días compartí en facebook una cita de Krishnamurti que decía que “no es un signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma.” Me gusta la esencia de esta frase porque describe muy claramente que lo que, a primera vista, puede parecer una persona desequilibrada, en realidad no siempre lo es, y viceversa.

Pero después de compartir esta cita, me quedé un poco triste, porque me da pena decir que la sociedad está enferma. Yo creo que, efectivamente, hay cosas que deben mejorar en nuestra sociedad, pero no creo, en absoluto, que esté enferma.

Todo lo contrario, en cuanto a su salud, está estupenda.

Los Problemas de la Sociedad

Es evidente que en nuestra sociedad hay muchas cosas que no van bien: desigualdades sociales, violencia, abuso del medio ambiente, etc. ¿Pero quiere decir esto que la sociedad está enferma? No, claro que no.

Fíjate, si no, en los niños pequeños. Hacen muchas cosas mal, ¿verdad? No saben andar, no saben hablar, se caen a menudo, todo lo arreglan gritando, etc. En muchos aspectos, son bastante torpes. Ahora bien, ¿están enfermos? ¿Hay algo en ellos que haya que curar? No, están en perfecto estado de salud. Simplemente son inmaduros y necesitan un proceso de crecimiento para llegar a estar plenamente desarrollados.

La Humanidad Está Madurando

La humanidad es un poco como un niño pequeño, por esta razón hay cosas que no hace bien. Solo tiene unos pocos miles de años y, espiritualmente hablando, esto es muy poco.

Si te fijas, verás que, en los últimos años, se está produciendo un importante cambio en la conciencia global de la humanidad. A veces parece que las cosas estén empeorando, pero en realidad estamos yendo hacia un mundo mejor. ¿Sabes qué significa esto? Que estamos dejando atrás la “infancia” y estamos entrando en la edad adulta. La humanidad se está haciendo mayor. Estamos madurando.

Y madurar, crecer y evolucionar no es un síntoma de mala salud. Todo lo contrario, quiere decir que todo va bien. De hecho, va muy bien. Simplemente debemos tener un poco de paciencia. Hacerse mayor requiere su tiempo.

photo credit: heanster via photopin cc

37 thoughts on “¿La Sociedad Está Enferma? ¡En Absoluto!”

  1. Jan: entiendo el cambio como una sanación. Si es necesario sanar es porque hay enfermedad. La enfermedad de hoy se llama alienación y, básicamente, supone no ser uno mismo, responder a un modelo inhumano en cuanto a los ideales de vida y a la visión misma del ser. El individualismo es la muestra de esa ilusión egocéntrico que vivimos. Y basta mirar en las relaciones cotidianas, la falta de empatía desde donde nos relacionamos (o no nos relacionamos). No veo que seamos como un niño; más bien como adolescentes capaces de crueldad y de solidaridad, pero sin saber adónde queremos ir. Acaso llegue el momento de madurar, de ser más humanos, de ser nosotros mismos. Saludos.

    1. Hola Alun. Estoy de acuerdo con lo que comentas, lo único que yo no lo veo como una enfermedad, sinó como un proceso evolutivo natural. Nadie nace enseñado, y la humanidad, como todo ser vivo, necesita un tiempo para aprender.

      Quizás sí que somos más parecidos a un adolescente que a un niño, pero la base de la situación es la misma: falta maduración. La humanidad aún es muy joven, dale tiempo y verás como nos sorprende!

      Un abrazo!

      1. ¿Cuánto tiempo más hay que darle? Otra media docena de milenios. Para dilucidar si la sociedad está o no enferma, hay que dejar de lado el positivismo, el optimismo y la esperanza bienintencionada. De lo contrario no hay análisis objetivo sino una simple declaración de intenciones. Nuestra evolución es simplemente tecnológica, no humana. Y pienso como Krishnamurti: si no vemos la enfermedad social que padecemos, mal asunto será. ¿Ejemplos? por favor, usen el raciocinio y encontrarán miles si están interesados en verlos, porque si no, nunca encontrarán uno, pero les invito a hacer una prueba: no enciendan la tv en dos semanas. Después pongan su mente en blanco y enciendan. Si lo que ven en dos o tres horas por esa ventana no refleja la conducta de una civilización decadente, superficial, materialista, egoísta, mezquina, ignorante, codiciosa, inmadura, mediocre, violenta, individualista, insolidaria, competitiva, agresiva, de valores equivocados… si no lo ven, Krishamurti y un buen puñado de hombres y mujeres sabios estarán todos equivocados

        1. exacto, pienso igual que ustedes, pero mi pregunta es: como podemos cambiar eso? es muy claro que pocas personas en el mundo ven que la sociedad esta enferma, o quizás sea manipulada hacia esa enfermedad

  2. considero que nuestra sociedad si esta enferma ya que existen unos causales.
    puedo decir que uno de los causales serian la mala diligencia politica, económica, etica y moral de parte de nuestros gobernantes, en cuanto a la politica y la economia esta hace de que haya un indice de desempleo, a raíz de este se fomenta la violencia donde los más sufridos somos nosotros como pueblo vulnerable, de hecho la seguridad social y la educacion son las que más nos acfetan y recordemos que si no podemos dar una buena educacion es muy dificil tener hombres y mujeres con un futuro mejor.
    sin duda alguna es notable que muchos de estos dirigentes carecen de ética y moral ya, que su mentalidad es debil, sin embargo no podemos perder las esperanzas de que algun dia maduren como dirigentes por y para el bienestar de nuestra nacion. (Colombia)

  3. Hola. Justamente estoy googleando información sobre lo enferma que está nuestra sociedad.
    Me llama la atención el optimismo con el que hablas de nuestra sociedad, cuando todo indica que cada día más colgamos de un hilo. El poderío absoluto del mundo está en manos de no más de 10 mil hombres. Las enfermedades también son psicológicas, cosa que veo, postergas. Estoy muy de acuerdo con Krishnamurti, porque su visión contrastada tiene que ver con una sociedad de “adaptación” influenciada sobre las ideas del “mejor y más poderoso” de Darwin y las del superhombre de Nietzsche. Así hemos auto-proclamado un individualismo que tiene muy poco de sano y mucho de avasallante. Si no explícame cómo nuestra sociedad de consumo y de lo etéreo produce este tipo de frutos:
    http://www.youtube.com/watch?v=NKykPTqhjkw
    Si esto no tiene relación con la enfermedad o el trastorno, o el padecimiento, entonces me gustaría saber que es.
    saludos

    1. Sí, Emanuel, veo que mucha gente llega a este artículo buscado “la sociedad está enferma” en Google, y supongo que esperan leer que todo está fatal y que esto se hunde. Siento decepcionaros 😉

      Yo a menudo veo niños pequeños que hacen barbaridades: se pegan entre ellos, se gritan, se quitan las cosas… Y en ningún caso se me pasa por la cabeza pensar que están enfermos. Son niños, y aún tienen mucho por aprender.

      Y la humanidad también.

  4. La sociedad esta enferma porque aún existen los mataderos. Existe un prejuicio en la mayoría de sociedades humanas de que hay que somos animales omnívoros, cuando nuestra anatomía es 99% herbívora, ni omnívora ni carnívora. Ahí entra el juego el negocio de la ganadería. Somos lo que comemos ergo somos unos enfermos pues nos alimentamos de algo contrario a nuestro cuerpo , por pura costumbre y tradición , la tradición del sufrimiento que supuestamente causaban los ” dioses ” a los animales en sus rituales y de esta forma el ser humano cuando se quiso parecer a sus ” dioses” empezó a practicar estas diabólicas costumbres hasta el dia de hoy.

    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. El hombre comenzó su crueldad a raíz de empezar a comer carne. Y no se si estará enferma la humanidad o sera todo parte de la evolución pero yo no puedo oír las noticias porque reniego mil veces de mi condición humana

      1. De hecho comenzó cuando comenzamos a ser sedentarios, con la venida de la agricultura y establecernos en ciudades, cuando realmente comenzamos a civilizar nos, cuando comenzamos a ser animales amaestrados.

  5. Jajajajaja….La sociedad esta terriblemente enferma,…si es verdad realmente… siempre pense eso,.. que porque uno se adapte muy bien a la sociedad no quiere decir que sea una persona muy cuerda,…he conocido mucha gente que parece ser simpatica y muy amable,…pero viendola relacionandose con otras personas, se pueden encontrar miles de acciones, de desprecio, falsedad, decirle amiga a una “amiga” y ni bien le da la espalda la acuchilla criticandola, sonrisa muy falsa, corazon muy frio, gestos de desprecio por un perrito de la calle, y por personas al borde de la indigencia…realmente… y esa persona dice ser feliz, dice tener mil amigos,… es muy solicitada en todos los ambitos, pero perdon, es una de las peores personas que he conocido,… asi que soy feliz de ser inadaptado,… porque soy muy sincero, y no busco lastimar a nadie, y siempre trato de dar mas ….de lo que puedo realmente…. y sin embargo tengo solo 2 amigos, un par de amigas…y nada mas…el resto son solo conocidos, pero no falseo, tampoco soy antipatico,… pero no digo ni los trato como “chancho” haciendome el amigo de gente que no lo es…
    Como asi tambien puedo hablar sin ningun compromiso con gente que jamas he visto en mi vida,… siempre veo que todos dice; ¿Perdon, te conozco ? o sea… que necesidad de conocer a alguien para hacerle un favor, o hablar en la parada de colectivos,…que necesidad?.. La sociedad es patetica… besos

  6. Comparar a la sociedad como un grupo de niños en crecimiento es bastante ridículo , y una forma de poner un tapón a lo que esta sucediendo con nuestra sociedad humana. El tejido de la sociedad realmente esta descompuesto, y todo vale, hipocresía, mentira, sacar ventaja, cualquier pretexto para hacer las guerras,etc. Lo que es blanco no es blanco, y lo que es negro no es negro. Como ya dijeron algunos es cierto, el individualismo, el poder, etc. y toda clase de anti-valores campean por doquier.
    Afecta a los niños y los mas jóvenes, eso de que para aprender hay que cometer errores se usa de modo bien siniestro, en esos errores ya no hay retroceso y lo mismo vale para la sociedad.
    Unos pocos grupos manipulan al resto a su antojo y los reducen a simples piezas de una maquinaria para servir a sus intereses.
    Pero también oculta y menospreciados, pero poderosamente; se mueven los valores, las familias unidas, la moral, las personas honestas, las instituciones, etc. y muchas cosas que mantienen la unido este tejido que llamamos sociedad.

  7. Se ve que crees en dios…
    Por eso, supongo, justificas esta sociedad inequitativa, elitista, fanática, violenta, deshonesta y ambiciosa argumentando una inmadurez, pero pregunto, ¿más de 8 mil años de civilización no han sido suficientes para madurar?
    Además, me parece que comparar la sociedad con niños no es correcto, ya que toda la sociedad no la integran niños, sino también gente que ya superó esa etapa y creció y, en consecuencia, maduró (o eso se supone).
    Finalmente, dices: ” (la sociedad) Solo tiene unos pocos miles de años y, espiritualmente hablando, esto es muy poco”.
    ¿Cuántos años, décadas, siglos o milenios esperas para aceptar la realidad que vehemente niegas?
    Supongo que es muy cómodo esperar que la sociedad madure, “en unos pocos miles de años”, y no desgatarse criticando lo criticable. Ojalá no se te acabe la paciencia (o la vida) en lo que llega ese cambio.

    1. Buen aserto, salvo que creer en Dios no tiene nada que ver. ¿Te parece que hay pocos dioses ya? el dios Juventud, el dios Éxito, el dios Belleza, el dios Poder, el dios Fuerza… Creer en Dios, amigo mío es otra cosa.

    1. Justo ahora me ha venido a la cabeza una conocida frase de Shakespeare: “Nada es bueno o malo, a menos que así se piense.”

      Y Shakespeare está considerado uno de los grandes genios de la humanidad, algo de razón debía de tener, ¿no? 😉 Un abrazo!

  8. hola amigo desgraciadamente si esta enferma por que como masa no podemos evolucionar eso es a nivel individual asi que la evolucion de la conciencia solo se logra dejando de cumplir con la sociedad la sociedad
    ( actualmente ) esta podrida es antinatural no es normal lo mejor seria salirse no adaptarse si queremos salvar nuestra especie y espiritu.

  9. La mera verdad es que vamos de mal en peor, hay más degradación moral la corrupción aumenta y también con los bosques, lagos, medio ambiente por la ambición y el poder y cada década que pasa empeora esa es la triste realidad. Los niños son un ejemplo de cómo deberíamos ser sin malicia su mente no está todavía tan echada a perder con toda suerte de pensamientos de una sociedad en su mayoría enferma.

  10. Parto de la base que de el autor de este post ha malinterpretado el concepto de ‘enfermedad’, que no deja de ser un desequilibrio en el funcionamiento de un sistema, en este caso la sociedad. Por lo tanto el resto del texto ya va renqueando.

    Sí, la sociedad está profundamente enferma, pero ello no significa que sea algo malo y que no se pueda sanar. ‘Malo’ y ‘negativo’ no son lo mismo, pero mucha gente los confunde. La sociedad está en un momento de máxima polaridad en la que tanto los aspectos positivos como, sobre todo los negativos, se están haciendo visibles para que tomemos conciencia y decidamos si queremos seguir viviendo así. Pero repito, ‘malo’ y ‘negativo’ no son sinónimos, de hecho algo negativo puede resultar en algo muy bueno si se sabe entender por qué está ahí.

    Los niños no hacen cosas mal, simplemente observan, prueban, intentan, imitan. Es su naturaleza. Y cuando no logran su objetivo porque se caen al intentar andar lo vuelven a intentar y no pasa nada. Ellos no interpretan la caída como algo malo sino todo lo contrario. Cada caída les da información de cómo hacerlo la siguiente vez. En nuestra sociedad el error se ver como algo malo cuando en realidad es todo lo contrario. Cualquier persona que haya logrado algo ha errado cientos de veces antes. Y es aquí en donde estamos como sociedad, cometiendo muchos errores, pero son estos errores los que nos dan la información para no volver a cometerlos la siguiente vez. Y eso se llama evolucionar a través de la experiencia, que es el fin último de la vida.

    1. Yo también creo que como sociedad estamos cometiendo “errores” y que a partir de ellos evolucionamos. Para mí, esto no es estar enfermo, pero cada uno lo interpreta a su manera. Un abrazo Jorge.

      1. El problema es que la enfermedad se ve como algo malo, algo que no debería de pasar, cuando en realidad la enfermedad es simplemente información que, bien entendida, nos sirve de guía para evolucionar. De hecho existe un libro al respecto llamado ‘La Enfermedad Como Camino’. En las culturas orientales la enfermedad no se ve como algo negativo sino todo lo contrario. Si uno quiere viajar de Madrid a Barcelona y toma la A6 obviamente está tomando el camino equivocado, pero no es un camino malo. Simplemente no es el camino para llegar al destino deseado. La enfermedad es una señal de que nos estamos equivocando de camino si queremos llegar al destino deseado. De hecho la enfermedad es el último recurso que tiene la conciencia para que despertemos, pero antes de ello ya hemos recibido muchas señales de que no estamos yendo por el camino correcto, y si llega la enfermedad es porque no las he os escuchado. Si observas, la enfermedad biológica se produce cuando hay un desequilibrio en el funcionamiento del cuerpo. El mismo principio lo puedes aplicar a un sistema, en este caso la sociedad, que es como las células de un cuerpo más grande, el planeta. Cuando las células empiezan a reproducirse de forma descontrolada y a “robar” la energía de las otras se produce un desequilibrio del sistema que llamamos cáncer. Eso es lo que ocurre ahora mismo en el planeta. Unas pocas personas roban la energía de la mayoría y hay una multiplicación descontrolada de la población que llamamos superpoblación.

        Enfermedad = desequilibrio. Hay que empezar a dejar la creencia de que la enfermedad es algo malo.

        Un saludo.

        1. Para empezar explícame objetivamente como coges la A6 desde Barcelona a Madrid o viceversa?
          Ese ejemplo no hay por dónde cogerlo…
          Si crees que la enfermedad es algo no tan malo… pues ojalá pudieras sentir la experiencia de un cáncer, una autoinmune y una tipo SIDA juntas…
          A ver si sigues opinando igual…
          Buen día

  11. Tu artículo es una utopía… La sociedad está en las últimas… y no creo que sea un proceso de maduración como explicas… todas las civilizaciones a lo largo de las historia han acabado auto destruyéndose… y ésta por desgracia, no va a ser la diferencia…
    Solo hay que observar lo que te rodea para darte cuenta que le quedan 2 telediarios como mucho…
    El primer gran error del hommo sapiens es creerse superior al resto de compañeros de planeta… Tanto egocentrismo… apesta!

  12. Primero de todo, a que nos referimos con enfermedad. Muchos lo mal interpretan como si las personas tuvieran fiebre o cancer. Se le dice enferma a la sociedad por las acciones que toman. Acciones extremas como matar, violar, pedofilia etc… o acciones menos grabes como buliar, no ser humilde y ayudar, seguir a un esteriotipo con tal de ser acceptado, chicos que se pasan todo el dia jugando videojuegos de guerra (no estoy diciendo que este muy mal) etc. Pero hay que tener en cuenta que esto es como el efecto mariposa, una accion no muy grabe como, por ejemplo estos chicos que juegan todo el dia a los juegos de guerra, pueden terminar llendo a algun colegio y matando a sus amigos. Obviamente es un ejemplo que no pasa muy frecuente, pero ha pasado.
    En conclusion, solo UNA parte de la sociedad esta enferma, no toda.

    En cualquier argumento se tiene que ver los dos lados, Porque al hablar de una sociedad enferma, no se puede ver a la sociedad como un totalidad, No todos estan enfermos, hay gente que cada dia se despierta para hacer del mundo un lugar mejor, y hay otros que se despiertan y hacen atrosidades (siempre hay que pensar la historia de estas personas, quizas hacen esto porque no tuvieron muchas oportunidades de prosperidad en la vida).
    En conclusion hay una gran parte de la sociedad que intenta hacer un buen cambio.

    Nunca comente en internet pero me molesta mucho la mala interpretacion que tienen las personas, al no interpretan bien la palabra enfermedad, y al no ver los dos lados.

  13. Que bonito lo que dices, Jan. Que espíritu positivo!! Debemos de volver a educarnos toda la humanidad con otros valores para poder hacer una realidad diferente. Mientras que la educación este basada en las religiones, orgullo y posesiones materiales el hombre no cambiara. Claro que nada cambia hasta que no toca limite…! Menos mal que la vida sigue y sigue y vuelve y se transforma

  14. ¿Un sociedad enferma? Claro que sí.
    Si una niña de doce años le da una bofetada a su hermanito de 9, tú la corriges. Si al poco tiempo vuelve y sucede, pero esta vez además le golpea la cabeza con lo que encontró a mano, produciéndolo un trauma craneal, ¿qué haces? Con seguridad que además de sacudirla angustiado con tus brazos, la pones en manos de la medicina para que la evalúen. ¿Si luego de más eventos terribles, de muchos médicos y muchos análisis descubres que en su sangre hay pequeños “nanobots”, pequeños robots que, inducidos por la tele, los teléfonos móviles e incluso por satélites, generan terribles transformaciones bioquímicas en el cuerpo de la niña que inducen en ella comportamientos marcadamente agresivos, violentos e irreverentes?, te preguntarías entonces: ¿quién diablos puso esto en el cuerpo de la niña? Y cuando te hundes en averiguar ¿cómo, quien y por qué?, te estrellas con una terrible realidad en la que te das cuenta que, como tu hija, miles de niñas y niños más en el mundo han sido víctimas del uso de terribles tecnologías, que, conjugando medios de invasión directa como las vacunas y la alimentación, con medios “indirectos” como la tele, la música, etc., son víctimas inocentes e ingenuas de proyectos y de acciones que golpean nuestra ignorancia y van más allá de nuestra imaginación. Y si ahondas un poco más te das cuenta que no es este el único proyecto, ni las últimas generaciones de niños son la única población objetivo, así como que tampoco esto es reciente. Que prácticamente detrás de cada actividad humana hay una mano trabajando tras la sombra, corrompiendo con sigilo y astucia, induciendo en todos los mismos valores: “primero yo, segundo yo y tercero yo”, “los demás existen en la medida en que sean útiles a mis fines y propósitos”, “el fin justifica los medios”, etc. Obviamente las consecuencias son las que tenemos hoy en día: la degradación ética total de la sociedad.

    Si ahondas más podrás seguir descubriendo otras verdades, tales como: que ésta no es la primera humanidad en este planeta y que como la nuestra ha habido civilizaciones previas que han colapsado por razones que desconocemos. Que nuestros orígenes no son los que nos dijeron, sino que detrás de ello hay una historia de esclavitud, mentiras y engaños que aún está por conocerse. Que no solamente no somos la única humanidad en el planeta, sino que compartimos el planeta con otras especies desde hace más años de los que nuestra razón es capaz de entender. Claro también hay hechos generadores de esperanza como saber que la vida es inherente al cosmos y que como éste hay especies que han evolucionado con él desde entonces, hace 13.700 millones de años. Que hay especies con desarrollos evolutivos que están por encima de cualquier cosa que nosotros podamos entender, pero que gracias al espíritu humano podemos imaginarlo.

    Tal ocultamiento y engaño ha sido propiciado por los manipuladores de nuestra historia, al punto que queda seriamente cuestionado si en realidad hemos tenido “libre albedrío”, pues éste no está asociado a una condición de profunda ignorancia y esclavitud como la nuestra.

    La enfermedad social no existe, no es inherente a nuestra condición biológica, y menos aún espiritual, ser perversos y mal intencionados. El hombre no es malo por naturaleza, como ciertos autores contradiciendo a Rousseau, han propuesto, pues no hemos tenido en nuestra historia ninguna condición, ningún intervalo de tiempo, ningún momento, en el que la sociedad se haya encontrado libre del control y de la manipulación de sus captores. Por lo tanto, no tenemos criterios para afirmar que el mal es inherente a nuestra condición humana, sino por el contrario, para secundar la afirmación de que el hombre nace bueno y la sociedad, esta sociedad enferma, lo corrompe. Ha habido una entidad corrupta y perversa detrás de nuestra evolución en este planeta y posiblemente detrás de nuestros hermanos pre-civilizacionales de hace 12.000 – 15.000 años o más, alguien que ejemplifica el mal en sí mismo, alguien que induce la enfermedad, nos ha enfermado y nos enferma a cada momento, porque nos quiere hacer pasar un rato muy desagradable a nuestro paso por este mundo, porque se alimenta de nuestro dolor y sufrimiento, de nuestra desesperanza, de nuestro odio, nuestra ira y nuestro estrés. Lo ha hecho a través de esta breve historia, acentuándolo con todo gusto en el último siglo, por razones desconocidas. Esta terrible realidad nos hace cuestionarnos si somos hijos de un Dios, somos un experimento virtual y/o genético de una civilización mucho más avanzada que la nuestra, o aún peor, como parece ser al decir de algunos, hacemos parte de “una granja humana”, en donde de manera análoga a como manejamos los animales en una granja, otra especie, otra entidad malévola, cuya esencia aún no entendemos nos “mantiene y controla” para alimentarse con la energía liberada de nuestra saña y nuestra codicia desmedidas. ¡Cuando finalmente empezamos a dimensionar el tamaño de la maldad que hay detrás de este escenario, nuestra condición y nuestros miedos nos hacen doblar las rodillas y pedir con fervor a ese Dios que…! queremos que él exista! que interceda por nosotros, que es hora de terminar con la maldad. Sin embargo, una actitud más racional nos hace darnos cuenta que todo esto ha sido un perverso engaño, ante el cual, nuestra respuesta consciente requiere de nuestra serenidad, nuestra disciplina y de asirnos fuertemente a la ética que proporciona el amor, la verdad y la vida, para estar dispuestos a dar la batalla contra esas fuerzas oscuras que nos gobiernan a la sombra. Nuestro optimismo está en creer que los podemos vencer, que podemos desenmascararlos y vencerlos.

    Finalmente, respetado Jan. La sociedad si está profundamente enferma, la han enfermado y continúan haciéndolo como ya lo he explicado. Pero es tan enfermo estar adaptado a ella como creer que es propio de nuestra condición evolutiva y que es cuestión de tiempo. Sostenga ese argumento ante los millones de personas que en este momento son víctimas de la guerra, de la violencia en todas sus formas, de la mentira, del engaño, de la crueldad, de la perversidad y de la injusticia. Dígales esto y dígales que todo es parte de un proceso de maduración de la sociedad y que tal vez sus nietos o los bisnietos de estos, hayan madurado. Por favor. Ni la injusticia, ni ninguno de los demás comportamientos anti éticos de esta sociedad ni de ninguna otra son explicables como hechos de inmadurez. La madurez tiene que ver con un proceso de desarrollo biológico acompañado de ganancia de autonomía, criterio y responsabilidad, ninguno de los cuales se está dando en nuestra sociedad. Ni la injusticia, ni la falta de ética son valores asociados a la inmadurez. En un pasado reciente la sociedad era más ética y justa y si no pregúntale a tus abuelos. Lo que estamos viendo es una degradación de estos valores mientras más avanza y se globaliza nuestra sociedad, ¿entonces cuál es la línea de madurez de que hablas? Cada vez nuestra huella ecológica es más honda y más irreparable, y nada cambia porque a quienes dirigen el mundo no les importa. ¿No lo ves? En todo caso te agradezco, porque de no ser por tus planteamientos no se toma uno el tiempo de hacer estas reflexiones, útiles para afianzar lo que se piensa y fortalecer el espíritu para obrar en consecuencia.
    Lo que tal vez molesta de tu actitud “optimista”, (que no la veo así sino, con todo respeto me parece un tanto irresponsable) y de tus explicaciones, es que inducen a las personas a tomar actitudes poco responsables, llevándolos a creer que todo lo que hay que hacer es un trabajo de crecimiento interior para dar lo mejor de sí a los demás; lo cual, si bien es cierto, no es lo único. Sin lugar a dudas muy importante, pero no lo principal ni lo único. ¿Cómo puede una persona “sana” afirmar que la sociedad “de hecho va muy bien”? Por Dios, o yo estoy muy enfermo o muy desadaptado, pero me sentiría terriblemente irresponsable de afirmar algo así con el dolor de más de 7.500 millones de personas que la están pasando muy mal, como resultado o bien del hambre, de las guerras, de las distintas formas de violencia, de la desesperanza, del estrés de la angustia que generan no solo la pobreza, sino las enfermedades, la desigualdad, la injusticia, los conflictos políticos, el modelo de desarrollo, la corrupción y la perversidad. ¿En dónde queda nuestra responsabilidad con las otras personas?, ¿crees que regalándoles una sonrisa vamos a darles de comer o vamos a darles justicia?
    Necesitamos tomar la decisión personal de cambiar nuestra forma de vida, nuestros hábitos financieros y de consumo, debemos dejar de pensar de manera exclusiva en nuestra felicidad y la de nuestras familias y asumir la responsabilidad de enderezar la sociedad en conjunto. Hay que abandonar el modelo actual de desarrollo. La verdadera felicidad está en asistir a la transformación colectiva, conjunta, de la sociedad hacia un mundo mejor. “Lo que no hagas hoy por la sociedad, mañana ésta se lo facturará a tus hijos”. No podemos seguir conviviendo con la injusticia, la hipocresía y la mentira en todas sus manifestaciones, ni un segundo más. Tomar la decisión de enfrentar y cambiar esa realidad ahora, es lo humanamente responsable, así como entender que, resulta irresponsable, asumir argumentaciones que excusen nuestra indiferencia, dilaten nuestra decisión de cambio o nos disuadan de nuestro deber para con la sociedad. Nuestras dilaciones al respecto aumentan el dolor y acaban con la esperanza de quienes son víctimas de este estado de cosas, así como de las especies que se extinguen por la degradación ambiental del planeta, al tiempo que fortalece y envilece a los gestores del mal tras bambalinas.

    Entonces podemos sentarnos a hacer hoponopono, (con el respeto que me merece la filosofía y quienes la practican), y esperar a que la sociedad “madure”. También podemos, y es respetable, orarle con fervor al Dios de nuestras creencias para que interceda cambiando esta realidad, o, hacer lo que considero más responsable: un alto en el camino de nuestras vidas, nos salimos de la “carrera de la rata” en que nos tienen metidos y asumimos la vida con autonomía y responsabilidad; no para alcanzar la libertad financiera que predican en internet, sino para actuar en todos los aspectos de nuestra vida de la manera que demanda el nuevo nivel de conciencia que nos aporta este viaje que estamos iniciando hacia la verdad. “Es hora de hacer lo correcto”. Lo correcto es volcar nuestras vidas a cambiar esta realidad que tenemos, a sanar de fondo esta sociedad, pero no con caridad y con limosnas sino transformando los factores generadores de desigualdad, de inequidad, de injusticia, de engaño, de corrupción, de degradación, de perversidad.
    Disponiendo todos nuestros recursos y nuestra capacidad física y mental, sin importar la edad que tengamos al servicio del cambio del modelo de desarrollo y todos los antivalores a él asociados, al servicio del bienestar común. Solo así podremos liberarnos de nuestros captores y hacer de este un mundo mejor. Con sinceridad. Un abrazo.

  15. La humanidad esta enferma? Si. Porque? Simple y banal ignorancia, unos obcesionados con el dominio,otros por miedo, otros por gusto y un enorme ect. La respuesta al cambio verdadero esta en la educacion, la moral,en socializar y finalmente en el uso responsable de los recursos naturales.

  16. Hola. Este articulo es bastante interesante. He leido los comentarios y bueno me esperaba algo asi. Cuando se habla de estas cosas trascendentales es normal que cada persona exprese su opinion desde la base de sus ideas q normalmente tienen su base en la religion y la politica siendo por lo tanto reduccionistas y en algunos casos conspiranoicas. Creo que la sociedad siempre ha sido muy terrible. Si hemos estudiado historia nos daremos cuenta de que asi es. La diferencia con la sociedad actual es que ahora la sociedad se da mas cuenta. De todas formas creo que la sociedad actual es mucho mas civilizada que en el pasado y que los errores que en ella existen son remanentes del pasado. Es cierto que han surgido nuevos problemas como la falta de comunicacion producto de las nuevas tecnologias pero en el resto de problemas debemos de admitir que se trata de remanentes. Creo que a dia de hoy se a avanzado en cuertos aspectos como en la tolerancia religiosa y politica signos inequivocos de madurez.
    Yo creo que hay cosas malas que cambiaria y que no estan bien pero son sagraas y ninguno de ustedes estara de acuerdo conmigo. Ustedes van a lo tipico que es la politica y la economia. Pues yo voy a la raiz de la formacion del ser humano la crianza y la educacion del niño. Cambiaria eso la familia la escuela hay es donde hay que volcarse. La educacion y la crianza deben construir individuos responsables, sanos, tolerantes, creativos y sociables. Si no hacemos esto dificilmente podremos exigir cuentas. Luego las fronteras fuera y una legislacion liberal fundada en el respeto la tolerancia y la seguridad.

  17. La banalidad, la vanidad, el qué dirán, la apariencia, factores que han dañado al ser humano y que desafortunadamente va en aumento, y por dicha razón la sociedad está enferma, es claro y obvio que el optimismo y el ver el mundo desde otra perspectiva permiten que existe un mundo mas coherente y dinámico en el que podamos enfrentar con transparencia y paz, pero no cabe duda que el mundo está atravesando una época de pérdida de valores y de ruptura con el prójimo, pero me alegro por la mayoría de los comentarios acá con inspiración y visión optimista y auténtico.

  18. Hola Jan,
    Bajo mi punto de vista está enferma, en tanto y cuánto, el Sistema ha hecho que nos desvinculemos de la naturaleza (nuestro entorno del que formamos parte), de la creación y la creatividad (el I+D humano, que todos llevamos dentro), del propio autoconocimiento, introspección o espiritualidad.
    Es un problema de cimientos. Muchos de los problemas más superficiales y que creemos que son el problema principal (guerras, paro, delincuencia, corrupción, etc) pasarían a los libros de historia, si le diésemos un giro de 180° a nuestro ojo de Sauron y su campo de visión.
    Tenemos muchos conocimientos a nuestro alcance, pero se nos educa para que seamos una especie de máquinas de almacenaje de datos y repetición. Y en la competencia, no en la complementación de habilidades. Se nos trata como ciudadanos-consumidores, y de esa forma nos estamos comportando, claro.
    El valor máximo de nuestra devoción se lo lleva el Dinero, y es un valor equivocado. El valor máximo debería tenerlo la Vida en sí, todo lo demás es un medio o una ilusión creada por el ser humano, para satisfacer las necesidades de su ego-miedoso en esta vida.
    De la naturaleza, nos hemos desligado casi completamente, tenemos una leve relación con ella, con lo cual la tratamos con poco respeto, sin intuir que si hacemos peligrar está simbiosis, también nos ponemos en peligro nosotrxs mismos.
    Cierto que siempre hay individuos que actúan por encima de lo que dicta la norma social y el colectivo, y encuentran esa voz dormida dentro de ellos para gritar a los cuatro vientos y que el resto pueda despertar.
    “Matrix, has you”. Y no te lo dice sólo la peli (la cual es una buena metáfora, y popurrí de muchas filosofías) ya lo comentaba un tal Platón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *