Como Sanar el Miedo de Raíz (Sea del tipo que sea)

El miedo es una de las emociones que más limita nuestra vida.

Es cierto que a veces puede tener una utilidad práctica, porque nos aleja de algunos peligros. Pero en nuestra vida actual, es sobre todo un obstáculo que nos dificulta avanzar.

Tenemos miedo de ser nosotros mismos, de hablar en público, de expresar lo que sentimos, de perder el empleo, de tener enfermedades, de estar solos, de afrontar determinadas situaciones, etc.

Y todo este miedo, que la mayoría sentimos en mayor o menor grado, hace que una parte de nosotros se cierre y que no vivamos de forma plena.

Por este motivo, hoy hablaremos de cómo sanar el miedo de forma completa. Y explicaremos un método muy rápido y efectivo que podrás poner en marcha tan pronto como termines de leer el artículo.

Todos tenemos un gran potencial nuestro interior. Mucho más grande de lo que generalmente pensamos.

Y está esperando que dejemos el miedo de lado para poder brillar.

El Origen del Miedo

En primer lugar, empezaremos hablando de la causa real del miedo, y luego hablaremos de cómo sanarlo.

Este paso es importante, porque hay una cierta confusión respecto al origen del miedo. En general, creemos que si sentimos miedo es porque hay algo externo que nos amenaza.

Si tienes miedo de expresarte, por ejemplo, tal vez piensas que el responsable del miedo es tu entorno, que no te acepta.

Si tienes miedo de ponerte enfermo, tal vez crees que el responsable es la enfermedad, que puede aparecer en tu cuerpo.

Si tienes miedo de perder el trabajo, tal vez piensas que el responsable es la situación económica, que puede hacer que te despidan.

E incluso si eres consciente de que una parte de la responsabilidad es tuya, en el fondo probablemente piensas que si tu entorno fuera más amable, estarías más tranquilo; y que, por tanto, parte de la «culpa» es suya.

Pero no es así.

Tu entorno no tiene ninguna responsabilidad sobre tu miedo. Y es muy importante tomar conciencia de este hecho.

Porque el miedo depende de una sola cosa: los pensamientos.

Y si lo quieres sanar, son los pensamientos lo que debes sanar (más información sobre este tema aquí).

Si es la primera vez que oyes esta idea, es posible que te sorprenda: ¿Cómo que el entorno no tiene ninguna responsabilidad sobre nuestro miedo? Hay circunstancias externas que pueden aparecer en la vida y hacernos daño, y lo sé porque las he vivido. ¿Cómo puede ser que no tengan ninguna responsabilidad sobre el miedo?

Aquí hay que decir que es verdad que las circunstancias externas pueden facilitar o dificultar que aparezca el miedo, porque es más fácil tener pensamientos de miedo cuando el entorno no es agradable. Pero esto no cambia el hecho de que, en última instancia, el miedo depende solo de los pensamientos.

Si tienes miedo de hablar con alguien, por ejemplo, no es porque te trate de una determinada manera, sino porque tienes pensamientos de miedo.

Si tienes miedo de quedarte sin dinero, no es porque la situación económica sea difícil, sino porque tienes pensamientos de miedo.

Si tienes miedo de ponerte enfermo, no es porque haya enfermedades a tu alrededor, sino porque tienes pensamientos de miedo.

Y así con todos los miedos.

Y es muy fácil comprobarlo por ti mismo. Solo tienes que fijarte en lo que piensas cuando sientes miedo. Si lo haces, verás que tus pensamientos encajan perfectamente con el miedo. Porque son ellos los que lo están generando.

Y si los sanas, el miedo desaparece.

Como Sanar Miedo de Raíz

Una vez vemos que el origen del miedo son nuestros pensamientos, ya podemos hablar de cómo sanarlo.

Básicamente, tienes que seguir dos pasos:

  1. Identificar los pensamientos que generan el miedo: el primer paso es hacer un análisis con detalle de lo que piensas y crees para ver qué pensamientos concretos están generando el miedo.
  2. Sanar estos pensamientos: y el segundo paso es disolver los pensamientos que has encontrado en el paso anterior. Existen diferentes herramientas que puedes utilizar para conseguir este objetivo, pero hay una que es muy rápida y efectiva, y enseguida hablaremos de cómo usarla.

Este procedimiento se puede aplicar a cualquier tipo de miedo, sea del tipo que sea: primero encontrar los pensamientos que están generando el miedo, y luego sanarlos.

Como Identificar los Pensamientos que Generan el Miedo

Así pues, el primer paso para sanar el miedo es identificar los pensamientos que lo están generando.

Esto implica hacer un análisis de lo que piensas para ver qué pensamientos concretos están causando el miedo. En esencia, no es difícil hacer este paso, porque solo tienes que mirar en tu interior. Pero a la práctica puede que te cueste. No estamos acostumbrados a observarnos con profundidad.

Por esta razón, hablaremos de cómo son los pensamientos de miedo en general. Así te será más fácil encontrarlos.

Y todos los pensamientos de miedo tienen dos características muy importantes:

  1. En primer lugar, si tienes miedo, significa que piensas que algo puede pasar.
  2. Y en segundo lugar, piensas que, si pasa esto, sufrirás.

Por ejemplo, si tienes miedo a tener una determinada enfermedad, es porque crees dos cosas:

  1. Crees que puedes tenerla.
  2. Crees que, si la tienes, sufrirás.

Si no crees que la puedes tener, o si no crees que sufrirás si la tienes, seguro que no tienes miedo. Deben cumplirse las dos condiciones.

Y con cualquier otro tipo de miedo pasa lo mismo:

Miedo a quedarse sin trabajo:

  1. Creo que me puedo quedar sin trabajo.
  2. Creo que si me quedo sin trabajo, sufriré (no tendré ingresos, sentiré que soy poca cosa, mi familia tendrá dificultades, me costará encontrar otro, etc.)

Miedo a expresarme como soy:

  1. Creo que si me expreso como soy, tal vez mi entorno no reacciona bien.
  2. Creo que si mi entorno no reacciona bien, sufriré (me rechazarán, me atacarán, me quedaré solo, etc.).

Miedo a hablar en público:

  1. Creo que quizás tendré que hablar en público.
  2. Creo que si hablo en público, sufriré (haré el ridículo, sudaré, me pondré nervioso, etc.)

Miedo a no tener pareja:

  1. Creo que quizás me quedaré sin pareja.
  2. Creo que si no tengo pareja, sufriré (me sentiré solo, no tendré a nadie con quien hacer actividades, no podré afrontar según qué situaciones, no podré tener hijos, etc.)

Este patrón se cumple siempre. Detrás de cualquier miedo, hay estos dos tipos de pensamientos. Y es muy importante identificarlos.

En tu caso, para encontrar los pensamientos concretos que están generando tu miedo, puedes hacerte dos preguntas muy importantes.

La primera es:

¿Qué es eso que crees que puede pasar, y por qué crees que puede pasar?

Es decir, ¿qué imagen tienes de la vida y de ti mismo, que te hace creer que esto puede pasar?

Y la segunda es:

¿Por qué crees que, si ocurre, sufrirás?

Es decir, ¿qué imagen tienes de ti que te hace pensar que, si ocurre, no lo podrás gestionar sin sufrimiento?

Es muy importante que dediques tiempo a observar bien tu interior y responder estas preguntas de forma detallada y profunda. No basta con hacerlo de forma genérica y poco específica. Los detalles son muy importantes.

Y también es importante que lo hagas por escrito, para tener una lista de los pensamientos que están causando tu miedo.

Estos son los pensamientos que tienes que sanar.

Como Sanar los Pensamientos que Generan el Miedo

Una vez hecho el paso anterior, tendrás una lista de los pensamientos que debes sanar para sanar el miedo.

Y para ello, hay una herramienta muy simple y efectiva, que es el tapping.

Si no conoces el tapping, es una terapia que se basa en buscar frases sobre elementos que queramos disolver de nuestra vida (dolores físicos, emociones, creencias, etc.), y darnos unos golpes muy suaves en unos determinados puntos del cuerpo mientras las decimos en voz alta.

En este caso, el objetivo es disolver los pensamientos que generan el miedo, así que tienes que decir las frases sobre los pensamientos que has encontrado en el análisis anterior, y golpear los puntos mientras lo haces.

Los puntos de tapping son los que muestra la siguiente imagen:

Si quieres más información sobre cómo aplicar el tapping, te puedes descargar gratuitamente el libro «El Poder del Tapping» aquí. Pero el procedimiento general es el siguiente:

  1. Primero debes elegir el primer pensamiento que quieras sanar. Por ejemplo: Creo que si me rechazan, sufriré. No es especialmente importante cuál eliges primero; después puedes hacer lo mismo con los demás de la lista.
  2. El segundo paso es golpear suavemente con los dedos el punto 0 de la figura anterior mientras dices en voz alta lo siguiente: aunque creo que si me rechazan, sufriré, me acepto totalmente. Es decir, añades «aunque» y «me acepto totalmente» a la frase elegida.
  3. Después golpeas varias veces el punto 1 diciendo la frase que has elegido. En este ejemplo: creo que si me rechazan, sufriré. Aquí ya no dices «aunque» y «me acepto totalmente». Esto solo se hace en el punto 0.
  4. Luego hay que repetir el paso anterior con el resto de puntos, del 2 al 8. Es decir, golpeas el resto de puntos diciendo la frase una vez cada punto.
  5. Y ya está.

Los pasos anteriores sirven para sanar el pensamiento que hayas elegido inicialmente. Pero para sanar el miedo de forma completa, debes sanar todos los pensamientos que la generan. Por lo tanto, debes volver al paso 1 y repetir el proceso para cada pensamiento de la lista.

Como ves, es un procedimiento muy simple, que cualquier persona puede hacer. Y aunque suele sorprender al principio, es muy efectivo.

Así que, si tienes miedo de cualquier cosa, lo puedes sanar con este procedimiento: analizando con detalle tus pensamientos y utilizando el tapping para disolverlos.

Como te comentaba, si quieres conocer el tapping con más profundidad, puedes descargar gratuitamente el libro El Poder del Tapping.

Y si ves que te cuesta avanzar por tu cuenta y quieres que lo trabajamos juntos en sesiones individuales, tienes más información aquí: sesiones individuales para sanar el miedo.

Un abrazo,

Jan

17 respuestas a «Como Sanar el Miedo de Raíz (Sea del tipo que sea)»

Jan me da gusto saludarte. Al mismo tiempo agradecer por la información compartida, que me ha permitido en lo personal seguir creciendo día a día con toda las enseñanzas maravillosas y con ejemplos claros, breves y reales que nos compartes. Permitiéndome ser más consciente en el aquí y en el ahora. Este artículo es muy útil apoyándonos como lo mencionas con el Tapping, nos permite desencriptar ese recuerdo o pensamiento erróneo aunado a una emoción llamada miedo. El miedo se desvanece y deja de ser obstáculo, para sentirte muy bien!!!
Gracias!!!Jan te mando un abrazo virtual

Gracias por compartir esta información tan valiosa que nos ayuda en nuestro caminar.Ya hice el curso de tapping y el de Tu lugar en el mundo,muy interesantes y de gran ayuda.Un abrazo

Hola Jan,

Vull agraïr-te de cor tots aquests anys que portes escrivint posts. Tots i cada un d’ells m’han ensenyat quelcom, però aquest, concretament, m’ha fet un clik!

Moltissimes gràcies! ♥️

Muchas gracias, Jan… muy útil, profundo y muy bien explicado. El miedopara mí, es la raíz de todos nuestros males, de los males que sufre nuestra sociedad hoy en día. Enb general, no soy niedosa, pero profundizando en lo que explicas cierta dosis de miedo sí que aparece en mis reacciones. Trataré de eliminarlo… Un sañludo muy cordial y, de nuevo, muchas gracias. Isabel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *