La Confusión entre Parto Natural y Parto Vaginal

La Confusión entre Parto Natural y Parto Vaginal

parto naturalHace unos días, una amiga me contó que ella, en principio, quería tener un parto natural, pero que al final le tuvieron que hacer cesárea. Al oírlo, enseguida exclamé: ¿ah si? ¿Querías parir sin epidural ni nada? Mi hijo nació en casa, y dado que es algo poco habitual, siempre me hace ilusión cuando oigo que alguien también tiene en cuenta el parto natural.

Pero me miró sorprendida, como si mi pregunta no tuviera nada que ver con lo que ella había dicho, y me contestó que sí quería la epidural. Como mucha otra gente, mi amiga había confundido “parto natural” con “parto vaginal”. Lo que ella quería es un parto vaginal, no un parto natural.

Estos son dos términos que a menudo se utilizan como si fueran sinónimos, pero no lo son. Que un bebé salga por la vagina no quiere decir que lo haya hecho de forma natural.

Puede que alguien piense que esta confusión no es tan importante, o incluso que no hay ninguna confusión. Pero, desde mi punto de vista, creo que es un buen ejemplo de hasta qué punto se ha desnaturalizado nuestra sociedad.

Porque, ¿cómo puede ser que pensemos que cortar por sistema la vagina de las mujeres es algo natural? ¿O anestesiarlas? ¿O inyectarles oxitocina sintética? ¿O que el primero que coja al bebé sea un médico con guantes, en lugar de su padre? ¿Qué hay de natural en todo esto? Poca cosa.

¿Qué Es un Parto Natural?

Un parto natural es aquel que transcurre por su propio curso, sin ninguna intervención innecesaria; sin medicación, ni cortes, ni médicos diciendo a las mujeres lo que tienen que hacer sin tenerlas en cuenta. Es un parto donde todos los asistentes saben que están participando en un proceso completamente normal y fisiológico que, si no hay ninguna complicación, llega a buen puerto por sí solo.

Otro tema diferente es que, a veces, hay problemas y hay que intervenir. Y es una gran suerte que tengamos excelentes profesionales médicos que saben hacerlo. Y también es otro tema aparte que muchas mujeres prefieren parir con anestesia o tomar medicamentos para acelerar el proceso. Por supuesto, cada madre tiene derecho a tener sus hijos en las condiciones en que se sienta más cómoda.

Pero cuando se interviene con métodos que alteran su curso normal, ya sea por necesidad o por comodidad, el parto deja de ser natural. Y es importante que nos demos cuenta de este hecho, porque si decidimos alejarnos de nuestra propia naturaleza, como mínimo deberíamos ser conscientes de ello.

Si no, un día querremos volver y no sabremos cómo hacerlo.

photo credit: Adrian Dreßler via photopin cc

2 thoughts on “La Confusión entre Parto Natural y Parto Vaginal”

  1. Las formas de nacer evidentemente son muy diferentes y no solo para la madre y el padre, sino también para el bebé que llega al mundo. Yo trabajo, entre otras cosas, con embarazadas para llevar a cabo un parto natural y sin dolor. Una verdadera maravilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *