La Verdad Sobre el Cambio de Hora

La Verdad Sobre el Cambio de Hora

la verdad sobre el cambio de horaTodos estamos acostumbrados a que, a finales de Marzo y de Octubre, la hora oficial se adelante y se retrase una hora respectivamente. Siempre nos han dicho que el motivo es el ahorro energético que ello produce. Ahora bien, ¿es cierto?

Personalmente, creo que es muy significativo que cada vez que se cambia la hora, al día siguiente siempre hablamos en algún momento de este tema, y ​​nos preguntamos si realmente sirve de algo. Yo creo que una gran cantidad de gente, seguramente la mayoría, creemos que sirve de muy poco, por no decir de nada.

Lo que más me sorprende de todo es que, habiendo tantas dudas entre la población, nunca he oído a ningún gobierno plantear mínimamente la posibilidad de eliminar el cambio de hora. No digo que haya que quitarlo seguro, ¿pero ni siquiera considerar la opción? Creo que es muy muy raro… ¿No habrá algún otro motivo detrás?

Es que Nos Ahorramos Mucha Energía…

El argumento que, aparentemente, justifica la medida es el famoso ahorro energético. Cada año, cuando hacemos el cambio de hora, sale algún experto en los medios de comunicación diciendo la inmensa cantidad de dinero que nos ahorramos (unos 6eur por familia, si no recuerdo mal). En principio, esto parece ser un motivo de peso (6 euros son 6 euros), pero no me acaba de convencer. Si el gobierno estuviera verdaderamente preocupado por el ahorro de dinero y energía, estoy seguro de que pondría en marcha muchas otras iniciativas.

Pero resulta que esto del ahorro de energía no es verdad. Como explica Xavier Sala i Martin en un artículo del año 2010, es muy difícil saber realmente los efectos que tiene el cambio de hora. Y los pocos estudios que se han podido hacer parecen indicar precisamente lo contrario: ¡el consumo de energía aumenta!

Entonces, ¿Por qué Hacemos el Cambio de Hora?

Pues bien, a partir de aquí sólo puedo especular, pero estoy bastante convencido de que hay un interés oculto, como ocurre con muchas otras cosas. Creo que cada vez hay menos gente que duda de que hay un grupo de personas que mueven los hilos del mundo, y que nos intentan llevar por donde quieren (no son mala gente, pero están un poco perdidos y hacen travesuras, qué le vamos a hacer…)

¿Y qué pretenden con el cambio de hora? Pues algo muy simple: desestabilizarnos físicamente y hacernos más vulnerables. Es la misma razón por la que nos llenan los supermercados de comida basura. ¿Recuerdas aquello de “Mens sana in corpore sano”? Pues in corpore no sano, mente no sana. Si nuestro cuerpo no está en perfectas condiciones, nuestra mente se dispersa y somos mucho más fáciles de manipular.

No sé si te parece una paranoia esto que te estoy diciendo, pero a mí me parece bastante lógico. De hecho, siempre se ha sabido que el cambio de hora nos desestabiliza y afecta a nuestra salud. Yo cada vez lo noto más (debe ser que me hago mayor), y también lo veo en mi hijo pequeño. Y si nos afecta a la salud y resulta que no se ahorra energía, ¿por qué no lo dejan de hacer?

Bueno, sólo es una teoría, pero la intuición me dice que hay algo de verdad en ella.

¿Y qué podemos hacer?

Si esto es verdad, que creo sinceramente que lo es, de cara a nuestro bienestar físico y emocional es importante contrarrestar los efectos negativos que tiene el cambio de hora en nuestro cuerpo. Espero que algún día dejen de hacerlo, pero mientras tanto tenemos que apañarnos como podamos.

No tengo la solución mágica, pero creo que es importante ayudar a nuestro cuerpo a adaptarse suavemente. Si el horario laboral te lo permite, puedes mantener la hora antigua en lugar de hacer el cambio bruscamente, y hacerlo más progresivamente; si usas alguna técnica para equilibrarte –yoga, Reiki, meditación, etc. –, puedes intensificar la práctica durante los días de cambio, o puedes simplemente hablar con tu cuerpo y explicarle lo que pasa (esto es más efectivo de lo que parece).

Son solo algunas posibilidades, y estoy seguro de que tú tendrás algunas otras. Pero de una manera u otra, es importante ayudar a nuestro cuerpo a mantener el equilibrio en este proceso artificial.

8 thoughts on “La Verdad Sobre el Cambio de Hora”

  1. Hola Jan! Me pareció muy interesante sacarle la sábana al fantasma q” nos mete miedo.Es la clave detenernos solo en este punto.Es c/vez + evidente de q” estos fantasmas son reales.Y q” es nuestra responsabilidad quitarles la sábana y lo q” aparece supera por lejos toda nuestra capacidad imaginativa.Ellos están por sobre nuestra capacidad de entender .No les basta con un control c/vez + férreo (aumentado con el auto-atentado de las Torres Gemelas) sino q” se entretienen en mantener una constante de dolor y sufrimiento.quiero creer q” la buena conciencia también crece,q” muchos niños solo conocen las guerras solo en sus computadoras.Y en esta visión vivo intensamente y por eso espero expectante tu respuesta.

    1. Personalmente, no tengo ninguna duda de que el mundo está haciendo un cambio espectacualar a mejor. Es evidente que aún hay temas por resolver, pero también lo es que han mejorado muchisimas cosas. Como bien dices, una prueba clara es que muchos niños, y no tan niños, no conocemos la guerra en primera persona.

      Esos fantasmas son reales, sí, pero no son demasiado peligrosos. Ahora están pataleando un poco porque ven que su poder está disminuyendo, pero si seguimos por donde vamos, el futuro que nos espera es cada vez más brillante!

      1. Tu comentario es en serio? o es una especie de broma?… porque sinceramente el mundo, en términos generales, está cada vez peor y si así es ahora no quiero ni imaginar como será dentro de cuarenta años cuando quizás ya ni siquiera nos toque verlo… en fin, saludos.

  2. Acá en Chile nuestros sabios políticos lo copiaron y “mejoraron”. Hubo un gobierno, por cierto no muy brillante, que simplemente nos llevó hace unos años atrás a levantarnos y llegar al trabajo (o al colegio los niños) de noche. Yo también he pensado que algo hay debajo de esta disposición legal, y tal como indicas, me parece que mantener horarios que ignoran el ritmo circadiano de las personas ha de tener un oscuro propósito. En el mejor caso será algún efecto oculto relacionado con las decisiones de consumo de las personas, algo así como crear frustración para incentivar una especie de consumo impulsivo, no sé…
    Lo cierto es que los horarios establecidos en cada país debieran tener el mediodía cerca de las 12h y la medianoche cerca de las 24h. Eso no ocurre en Chile ni siquiera en nuestro horario de invierno ( ni hablar del de verano).
    Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *