La Historia de Lemuria, Atlántida y de Toda la Humanidad

La Historia de Lemuria, Atlántida y de Toda la Humanidad

La historia de LemuriaHoy hablaremos de la historia de Lemuria, de Atlántida y de toda la humanidad, desde sus inicios hasta la actualidad.

Este es un tema muy importante, porque la gran mayoría de nosotros no recordamos nuestros orígenes. No recordamos cómo hemos llegado a este planeta ni por qué, y esto genera una gran confusión a nivel interior.

El mensaje de hoy es un mensaje canalizado, como otros que voy publicando de vez en cuando. Como te digo siempre en estas ocasiones, no tengo un nombre para la entidad que transmite el mensaje. Solo sé que es una energía totalmente amorosa que nos habla desde el hogar.

Espero que te guste y que te sea de utilidad.

Hemos recorrido un largo camino para llegar hasta aquí. Y es importante recordar este camino para reconectarnos con quienes somos en realidad.

Saludos desde el Hogar

Saludos querido, soy tu hermano de luz, y te saludo desde el lugar que es tu verdadero hogar.

Como te decimos siempre en este tipo de encuentros, lo que está pasando en estos momentos no es que ahora estemos juntos y antes no. Nosotros siempre estamos a tu lado. Siempre. Lo único que ha cambiado es que ahora nos estás prestando atención. Y para nosotros es un momento de enorme felicidad.

Da igual que nos estés leyendo en un mensaje escrito. El canal por el que se produce esta conexión es indiferente. La esencia de lo que está sucediendo ahora es que, a nivel subconsciente, has decidido prestarnos atención. Y por esto nos percibes.

Estos primeros momentos del mensaje son muy importantes.

¿Puedes sentir que realmente estamos aquí?

¿Puedes sentir que no estás leyendo unas palabras y ya está?

Realmente estamos aquí. Incluso podemos abrazarte si nos das permiso para hacerlo.

El estado de conciencia en el que estás en cada momento lo determina todo, ¿lo sabías? Estados distintos de conciencia hacen que una misma realidad pueda verse de formas muy distintas.

¿Te ha pasado alguna vez que tenías algo justo delante de ti, al principio no lo veías, y de golpe lo ves? Seguro que sí.

¿Qué es lo que cambia en un caso así?

Tú eres la misma persona antes y después de verlo.

Tus capacidades son las mismas.

¿Qué cambia entonces?

Lo único que cambia es el nivel de conciencia. Al principio, eso que tenías delante no estaba dentro de tu conciencia, así que para ti era como si no existiera. Después, tu conciencia se amplió, y ese objeto (o lo que fuera), entró en ella. Y entonces lo viste.

Pero el objeto estaba allí desde el principio. Y tú tenías la capacidad de verlo desde el principio.

Esta es la magia de la conciencia. Permite cambiar la percepción que tienes de la realidad.

Te comentamos esto porque toda la aventura de la Tierra, y de hecho toda la aventura de la existencia, se basa en este fenómeno: los cambios en la conciencia.

Tú, en esencia, eres un ser de luz pura. Pero ahora mismo no percibes todo lo que tienes a tu alrededor. Podrías percibirlo TODO, porque la capacidad la tienes, pero ahora mismo no es así; de la misma manera que a veces tienes algo justo delante y no lo ves.

Esto, según cómo se mire, podría parecer algo negativo, pero no lo es en absoluto. Es la esencia de la creación.

Imagínate que tienes varios bloques de mármol, todos idénticos entre ellos, y quieres hacer diferentes esculturas con cada uno. ¿Qué procedimiento seguirías?

Lo que harías es coger uno de los bloques e irle quitando trozos para formar la escultura que quieras. Esta es la base para darles forma: quitar trozos.

Y luego cogerías otro bloque, y también le quitarías varios trozos. Pero serían trozos distintos, para formar una escultura distinta. Y así con todos los bloques.

Pues esto es exactamente lo que sucede en el universo.

Todo el universo es un gran bloque de conciencia. Y para crear los diferentes seres, se coge este gran bloque y se le “quitan” algunas partes. Y las partes que se quitan son diferentes para cada uno.

La única diferencia con el mármol es que este proceso de “quitar luz” no es definitivo. En el fondo, tú sigues siendo una unidad con el todo y sigues formado parte de la conciencia universal. Pero ahora mismo, y solo durante un tiempo, una parte de tu conciencia esta “bloqueada”. Y esto te hace ser lo que ahora eres.

Sabemos que esto puede parecer muy extraño, pero te invitamos a meditar sobre ello.

Y, por encima de todo, te invitamos a sentirlo.

¿Puedes sentir que, en el fondo, tú eres un ser de luz que forma una unidad indivisible con el todo?

¿Puedes sentir que, ahora mismo, hay una parte del todo que no ves, y que es precisamente este hecho el que hace que tengas la sensación de ser un ser humano?

¿Y puedes sentir que esta es una de las aventuras más grandes que jamás se han vivido en el universo?

Porque esto es exactamente lo que estás viviendo: una aventura.

Tú eres un alma profundamente aventurera. Por esto estás aquí.

Y nosotros te admiramos profundamente por ello.

La Historia de la Humanidad

Después de esta breve, pero profunda introducción, entraremos en el tema que comentaremos hoy: la historia de la humanidad, desde sus inicios en Lemuria hasta hoy.

Este es un tema que muchos habéis estado esperando largo tiempo. Y, ciertamente, ha llegado el momento de desvelar una parte del misterio.

Pero es muy importante que, al escuchar lo que explicaremos ahora, no lo intelectualices demasiado. Los detalles de esta historia no son lo más importante. Lo más importante es la conexión que se producirá si te dejas llevar y escuchas a tu corazón.

Hay algo que no te deja dormir en paz desde hace mucho tiempo, ¿verdad? Lo sabemos perfectamente. Estamos siempre contigo. Incluso cuando estás en la cama. Incluso cuando crees que estás completamente solo.

Y la esencia de lo que no te deja dormir bien es el hecho de no poder trazar dentro de tu mente un camino que te conecte desde tus orígenes hasta el momento actual.

Ahora mismo, si intentas recordar todo tu pasado como una historia continua, llegará un momento en el que no sabrás cómo seguir. De golpe te ves en el planeta Tierra, y no sabes cómo has llegado hasta aquí ni porqué. Si intentas mirar más atrás, lo único que ves es un gran vacío, una aparente “nada”. Y esto genera una gran confusión.

Hoy hablaremos de la historia que llena esta aparente nada.

Cómo Empezó esta Aventura

La historia de la humanidad empezó de la única manera que pueden empezar las cosas en este universo: en la luz. Todo surge de la luz, y todo vuelve a la luz en algún momento.

En algunos puntos de esta narración, cometeremos algunas imprecisiones, porque no existen palabras precisas para hablar de lo que queremos hablar. Pero expresado en lenguaje humano, podríamos decir que la luz decidió crear. Y la manera que tiene la luz de crear es bloquearse parcialmente a sí misma para crear formas.

Así pues, unos seres de luz pura decidieron bloquear parcialmente su luz/conciencia para vivir una experiencia humana. O dicho de una manera metafórica, se cogieron varios “bloques” de luz y se les “quitaron” varios trozos a cada uno para crear “esculturas” diferentes.

Insistimos en que esto no es algo negativo. Cuando ves un bloque de mármol y una escultura acabada, ¿qué te parece más hermoso, la escultura o el bloque? La escultura, ¿verdad? El hecho de que le hayan quitado trozos no la hace peor. Al contrario, le da forma y la hace hermosa.

Pues esto es lo mismo que sucede con la humanidad. Esto es lo que vemos nosotros cuando os miramos. Vemos preciosas esculturas de luz.

Nosotros somos los bloques sin forma.

Vosotros sois las esculturas acabadas.

La belleza está en vosotros.

Y por esto se creó la Tierra.

La Historia de Lemuria

Así que tenemos un grupo de seres de luz que bloquearon intencionadamente una parte de su luz para crear bellas esculturas.

Esto es lo que eres tú ahora: un ser de luz con su luz parcialmente bloqueada. Y esto, aunque parezca extraño, te hace enormemente hermoso y poderoso. Eres una de las creaciones más refinadas de todo el universo. Eres el equivalente del David de Miguel Ángel. Lo más hermoso que se ha creado hasta ahora.

Con esta nueva forma, muchos decidisteis venir al planeta Tierra, y empezar aquí una nueva aventura. Este fue el inicio de la humanidad.

En este punto, hay que tener varias cosas en cuenta. La primera es que esta no fue la primera vez que hacíais algo así. Ha habido otras veces anteriores en otros planetas parecidos. Hoy no daremos los nombres de estos otros planetas para no desviar la atención del tema principal, pero hemos hablado de ellos en otras ocasiones. Y puedes encontrarlos fácilmente si quieres.

Así que la Tierra no es el primer lugar en el que la Luz del universo decidió bloquearse a sí misma para crear nuevas cosas. Pero, a día de hoy, es el único lugar donde esto está sucediendo. Y es la vez más “avanzada” de todas las anteriores.

Y, en segundo lugar, también es importante entender cómo se produjo este fenómeno de “bloquear la luz” para crear cosas nuevas.

Para visualizarlo de alguna manera, puedes imaginarte a un grupo de ángeles totalmente iluminados que deciden bloquear una parte de su conciencia para vivir una experiencia humana. El objetivo final es que, al estar en la Tierra, no recuerden quiénes son realmente. Y, a partir de aquí, ver qué sucede.

Pero este proceso de desconexión no se produjo de golpe, sino de forma gradual. Es decir, estos ángeles, en una primera etapa, bloquearon una parte no muy grande de su luz. Y esto hizo que los primeros humanos que poblaron la Tierra estuvieran bastante iluminados. No estaban del todo iluminados, porque ya habían bloqueado una parte de su luz, pero aún tenían bastante luz. Así que crearon una civilización bastante iluminada.

Lemuria.

Lemuria fue la primera civilización que hubo en la Tierra, y fue una civilización bastante sabia. No había guerras. Las decisiones se tomaban pensando en el bien de todos. La ciencia se usaba con amor. Muchos de vosotros estuvisteis allí.

Pero esta civilización no estaba destinada a durar. No era este el objetivo. El objetivo era ser una primera etapa de la desconexión, antes de llegar a una desconexión mayor. Así que tenía que desaparecer.

Y desapareció.

Muchos lo vivisteis con gran tristeza y dolor. Y esta tristeza aún os dura.

Tenéis que recordar por qué lo hicisteis. ¿Llora un escultor cada vez que arranca un trozo del bloque de mármol? Por supuesto que no.

Pues esto es exactamente lo que sucedió en Lemuria. Lemuria se creó porque un grupo de ángeles taparon una parte de su luz y vinieron a la Tierra. Y luego se hundió y desapareció para tapar una parte aún mayor de la luz y crear algo aún más hermoso.

Las Tres Atlántidas

Lo decimos una y otra vez, porque sabemos que esta es la parte más difícil de entender: bloquear parcialmente la luz no es algo negativo, sino todo lo contrario. Es la manera de crear nuevas formas.

Aun así, tiene sus riesgos. Cuando se crea una nueva forma, puede ser una forma hermosa o una forma no tan hermosa.

Cuando un escultor está haciendo una escultura, puede que en algún momento no le salga como quería. Puede que se “equivoque” al quitar un trozo de mármol, y que el resultado no sea el que esperaba.

Esto puede ser frustrante, sin duda. Pero tampoco es negativo, porque permite aprender y hacerlo mejor la próxima vez. Ningún artista ha hecho nunca su mayor obra a la primera.

Pues con la humanidad ha pasado lo mismo. Una vez Lemuria desapareció, empezó la aventura propiamente dicha. Lemuria era solo una parte de la preparación inicial. Después de Lemuria es cuando empezó el reto de verdad.

Y, al principio, salieron cosas no muy hermosas. Como el escultor que va aprendiendo sobre la marcha, la humanidad también cometió actos que no fueron precisamente hermosos.

Concretamente, ha habido cuatro civilizaciones humanas en la Tierra después de Lemuria. Tres de ellas desaparecieron. La cuarta es la civilización actual.

Estas tres civilizaciones anteriores a la actual es lo que muchos llamáis “Atlántida”. La Atlántida no fue una sola civilización, sino tres. Lo que pasa es que las tres tuvieron una energía parecida, y por esto muchos las percibís como una única cosa.

Estas tres Atlántidas no fueron civilizaciones iluminadas. Hubo guerras, hubo esclavitud, hubo dolor. Y al final, cuando la tecnología llegó a un alto nivel de desarrollo, llegó la autodestrucción. En los tres casos.

Las tres veces, la destrucción no fue total, y hubo un renacimiento. Y de esta manera se llegó a la civilización actual, que empezó de la misma manera que las tres anteriores: guerras, dolor, esclavitud. Hasta hace bien poco, todo apuntaba a que el final iba a ser otra vez el mismo.

Pero de golpe, todo cambió. Todo el dolor acumulado durante tanto tiempo acabó dando fruto, y un gran número de vosotros dijisteis “basta”.

Muchos de vosotros empezasteis a recordar lo que realmente sois.

Visteis la luz en vuestro interior. Visteis vuestra conexión con la divinidad.

Y decidisteis empezar un camino totalmente nuevo.

El Futuro de la Humanidad

Este cambio de rumbo se produjo a finales de la década de los ochenta del siglo pasado. Desde entonces, poco a poco la luz ha ido aumentando en este planeta. Hasta el punto en que ahora mismo, aunque a veces no lo parezca, la luz es mayoritaria. Y hacia más y más luz es a donde vais.

Son unas noticias maravillosas. Y todos los que estamos al otro lado del velo lo estamos celebrando enormemente. Es realmente increíble lo que habéis logrado. Nunca nadie en el universo había hecho algo así.

Pero muchos de vosotros aún no lo veis de esta manera. Aún tenéis la sensación de “ser poca cosa”. Todavía no veis lo que habéis logrado ni sois conscientes de lo grandioso que es.

Si pudierais veros como os vemos nosotros, os quedaríais de piedra. Sois lo más grande que se ha creado nunca.

Todo el universo os conoce. Todos hablamos continuamente de vosotros.

Uno de los motivos por los que os cuesta ver lo que habéis logrado, es que aún tenéis el recuerdo de las veces que “acabó mal”.

A nivel subconsciente, recordáis Lemuria hundiéndose bajo las aguas, sin ningún motivo aparente. Como si fuera un castigo de un Dios cruel.

Recordáis Atlántida uno, Atlántida dos y Atlántida tres: guerras, dolor, falta de compasión, tecnología destructiva.

Todo esto está grabado en vuestra memoria celular.

Y creéis que va a pasar otra vez. Creéis que la destrucción final acabará llegando otra vez.

Dejadnos que seamos muy claros en este punto: no va a suceder.

Esta vez no.

Esto es lo más importante que queremos deciros hoy.

Lo habéis logrado. Habéis recuperado la conexión con vuestra luz. Habéis recordado la parte más importante de quiénes sois. Aún os falta camino, sin duda, pero la parte más importante ya está hecha.

Te invitamos a meditar con el corazón abierto sobre el contenido de este mensaje, y a reconectarte con tu propia historia. Ha habido mucho dolor en el camino hasta aquí. Lo sabemos. Pero todo tenía un sentido.

Vosotros creasteis esta inmensa aventura. Vosotros creasteis el reto.

Nosotros no teníamos claro si era posible, pero vosotros no dudasteis ni un momento.

Y teníais razón.

Lo habéis conseguido.

El potencial que tiene ahora mismo la Tierra es el más grande que ha existido nunca.

Y estamos deseando ver todo lo que vais a crear a partir de ahora.

Un gran abrazo,

Tu hermano que te admira y te ama, desde el otro lado del velo.

29 thoughts on “La Historia de Lemuria, Atlántida y de Toda la Humanidad”

    1. Hermano Anguita. Much as gracias por tan bonito tema de lemuria es muy interesante e ilustrativo . Gracias hermano desde las vegas nv.muchos saludos y que la luz y el amor le acompanen siempre..

  1. En lo personal siempre me dejas en ascuas, tal vez sea su intensión para que busquemos para que investiguemos, ¿quien será esa canalizadora, que lo hace de una forma tan natural?, es ta es una historia fascinante amigo Jan. Gracias por compartirla, ¿cómo hacer para redescubrir esa historia que yace en nuestras células en nuestro ADN

  2. SOLO DECIRTE HERMOSO TU COMENTARIO ME HACE MUCHO RUIDO
    INTERIOR YA QUE DESEO SEGUIR A LO QUE VINE SER EL SER HUMANO
    CONSIENTE DEL AMOR DE DIOS

  3. Gracias hermano. Me ha llegado esta informacion en el justo momento, por que estoy comenzando un nuevo proceso en mi vida , buscando como vibrar en otra frecuencia q me ayude a reconectarme de nuevo con la fuente creadora. Muchas felicitaciones por ayudar a tantos seres de luz

  4. Jan:
    Gracias por lo que escribes para aquellos a los que nos interesa saber de nuestros antepasados.
    Realmente es fascinante el tema de los Lemurianos y de la Atlántida y será nuestro compromiso aprender mas del tema.
    Desde tu punto de vista que debemos de hacer para establecer una conexión mas estrecha con estos sabios antepasados.
    un gran abrazo.
    miguel

  5. Gracias Jan, que tema tan interesante y que remueve fibras de nuestro interior,siempre ha resonado en mi corazón todo lo relacionado a Lemuria;Otra vez gracias Jan, un abrazo de luz, spavo amigo!!

  6. ¡¡Gracias Jan por canalizar tan hermoso mensaje!! Me ha hecho llorar cuando nos dicen que por fin lo hemos logrado, que hemos cambiado la historia y que esta vez no va a terminar igual. De corazón te doy gracias por tu labor, me has ayudado mucho en mi camino y en mi sanación, sigo tu blog desde hace tiempo, tu canal de YouTube, aprendí tapping gracias a ti y creo que eres un ser humano maravilloso. Que el Creador bendiga tu camino y tu andar, abrazo de corazón desde Veracruz, México.

  7. Muchas gracias por tu información y por compartirla es un despertar que a mí me emociona tremendamente. En espera de más te envió un cariñoso y fraternal abrazo .

  8. Lo cierto es que aún no tenemos argumentos ciertos para decir de donde venimos, donde nos hemos originado; de repente aún yo no se quien soy. La información que nos proporcionas muy sintetizada a tu estilo para hacer fácil su entendimiento deja una gran inquietud para incentivar la obtención de mas información e irnos acercarnos a la verdad de nuestro origen. Muchas gracias por compartir este maravilloso artículo, que al leerla me llenó de cierta melancolía y tristeza.
    Saludos desde Lima Perú.
    Julio Sandoval

  9. De entrada muchas ganas de llorar, me he quedado triste ya que todavía percibo demasiado dolor, demasiada inquietud por el mañana, es todo tan incierto pero al mismo tiempo este cambio de modelo tal vez sea este gran cambio que tod@s esperamos…ojalá sea así!

  10. Gracias Jan….estoy realmente emocionada. Es la primera vez que escucho que está civilización está haciendo bien las cosas. Tengo mucha fe de que realmente es así. Hay mucha gente ya recordando que somos seres de Luz…se siente se percibe …y ahora me lo confirmas. Gracias

  11. Cuando hablas de los años ochenta, ¿te refieres a la caída del muro de Berlín? Como hecho positivo, claro, en el campo económico fue el fin definitivo del ir a más para la mayoría de la población, fue cuando se instauró el capitalismo salvaje que estamos sufriendo ahora mismo en su máxima expresión…

  12. Justamente no puedo dormir es grande la inquietud por llevar a cabo una misión que aporte una mejora al mundo (empezando por mi y mi entorno) y a veces me frustró por el conocimiento que voy adquiriendo y que es para ese fin, sintiendo que algo me atora, me detiene, pero está canalización me abre la puerta a una meditación más objetiva. Gracias Jan por esta aportación. Un abrazo de luz.

  13. Hola Jan.
    Es una hermosa canalizacion… estoy sin palabras por todo este contenido… lo cierto es que lo admito como cierto… Gracias por compartirlo, estas bendecido.

  14. Jan,
    Puede que la entidad a la que estas canalizando, sea KRYON.
    La manera de hablar, la informacion que trasmite, los conceptos que muestra, etc, tienen un enorme nivel de coincidencia con frases, textos, y conceptos aparecidos en los 9 libros publicados por el canalizador habitual de esta entidad.
    Me los lei todos en su día y al leer tu canalizacion ha vuelto a abrirse el baul de los recuerdos.
    Muchas gracias por tu entrega y esfuerzo en hacernos llegar todo esto que a ti te llega y por compartirlo con nosotros.
    Un fuerte abrazo

  15. Con la Renta Básica Universal si se podría dar un gran salto de verdad. Tengamos presente que hay unos mínimos vitales que tienen que estar garantizados, sino es así es muy difícil ponerse a mejorar como persona, a mi me ocurre, después de multitud de terapias (en las que me he dejado un dineral, bien invertido, pero menudo gasto!) no consigo dejar atrás esos miedos que vienen de la incertidumbre , de no poder seguir adelante pues cada vez nos lo ponen más difícil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *