La Educación del Futuro que Cambiará el Mundo (a Mejor)

La Educación del Futuro que Cambiará el Mundo (a Mejor)

la educación del futuroTodos estamos de acuerdo que la educación es muy importante, ¿verdad? Es a través de una buena educación que podemos dar nuestros hijos una base sólida que permita construir un mundo más armonioso y brillante.

Recuerdo haber oído este comentario varias veces cuando era más pequeño/joven. Oía a personas adultas que decían: la educación es la clave. Si se educara a los niños de otra manera, no tendríamos los problemas que tenemos. Hay que enseñarles a ser respetuosos y educados para que de mayores sean buenas personas.

Y yo pensaba: sí, es verdad, una buena educación puede marcar la diferencia en el mundo, ¿pero cómo conseguimos algo así? Necesitamos profesores muy especiales, y necesitamos muchos. Y no veo que los tengamos. La mayoría de adultos están tan perdidos o más que los niños. ¿Quiénes pueden ser entonces estos maestros que den una educación mejor?

Esto me lo preguntaba hace años, y no veía ninguna respuesta. No veía la manera de construir una red de maestros sabios y amorosos que acompañaran a los niños en su camino a la madurez. Simplemente no había suficientes maestros sabios y amorosos en el mundo.

Pero la humanidad ha dado un giro radical desde entonces, y ahora sí veo la respuesta. Y la veo muy claramente, porque la tengo justo delante de mí.

La respuesta eres tú.

La educación del futuro ya está aquí. Y eres tú.

La Educación del Futuro Eres Tú

¿Recuerdas la educación que recibiste cuando eras pequeño? Dependerá de la edad que tengas y del lugar donde creciste, pero seguramente fue bastante dura y poco cariñosa. Nadie te enseñó a ser tú mismo ni a descubrir y potenciar tus talentos, ¿verdad? Más bien lo contrario. El camino es este y estas son las normas. Esto está bien y esto está mal. Ahora no te salgas de la ralla y camina sin rechistar.

No fue con mala intención, ni mucho menos. Tus padres lo hicieron lo mejor que supieron, y tus profesores también. Pero la humanidad era como era en ese momento, y no había la luz necesaria para educarte con el cuidado que te mereces.

Aún así, hiciste un esfuerzo enorme. Aunque nadie te enseñó a hacerlo, buscaste la luz por ti mismo. Descubriste que faltaba algo importante en tu vida, y fuiste a por ello.

Y lo encontraste.

Se llama amor.

No sé si eres plenamente consciente de lo grandioso que es lo que has logrado. Por tus propios medios y con tu propio esfuerzo, descubriste que el amor es la fuerza más importante de la vida, y que nada tiene sentido sin ella. Y una vez hecho este descubrimiento, empezaste a intentar hacerlo todo con amor: a relacionarte con los demás con amor, a ir a trabajar con amor y a tratarte a ti mismo con amor. Todavía no lo haces tan bien como te gustaría, pero esto no es lo más importante. Lo más importante es que ahora ya lo sabes, y que lo intentas con todas tus fuerzas.

Y que cada día lo haces mejor.

Este cambio ha significado una auténtica revolución para la humanidad. Ahora hay una persona en este planeta que se mueve por amor, y no por ningún otro motivo. Tenemos a un Jesús entre nosotros.

Quizás te parece exagerada esta comparación, pero no lo es en absoluto. Eres un auténtico Jesús andando sobre la Tierra y esparciendo su luz por allí donde pasa. Si quieres, puedes decir que Jesús lo hacía un poco mejor y que su luz era más intensa, pero estas son solo diferencias mínimas sin mucha importancia. Tú, como él, te has convertido en un faro que ilumina el mundo. Y esto es lo que importa.

Toda la humanidad se está beneficiando del cambio que se ha producido en ti: las otras personas, el medio ambiente, la política, el mundo de los negocios… Todo está cambiando, y lo está haciendo gracias a ti.

Pero, por encima de todo, los más beneficiados son tus hijos. Da igual si tus hijos son pequeños o mayores, e incluso da igual si no tienes hijos. En realidad, todos los niños del mundo son hijos tuyos.

Y ahora tienen un padre que los ama de verdad. Ahora hay alguien que se preocupa por ellos de todo corazón.

Tú no quieres que tus hijos sean médicos o abogados, ¿verdad? Te da igual si tienen mucho dinero o poco, o si ganan este premio o aquél otro. Lo único que quieres es que sean felices.

Y vas a hacer todo lo que esté en tus manos para conseguirlo.

Esta es la educación del futuro. Se llama amor, y tú eres el mensajero que la ha traído a la Tierra.

Gracias por haberlo hecho posible.

photo credit: thejbird via photopin cc

33 thoughts on “La Educación del Futuro que Cambiará el Mundo (a Mejor)”

      1. Respetado Jan Anguita. Un cordial saludo

        Estoy de acuerdo, el amor mueve pasiones y sentimientos. Es una estrategia clave en el proyecto de vida de cada persona, para entenderse a sí mismo y comprender a los demás. Si todos obramos con el sentimiento y el amor que el señor Dios nos regala y enseña día a día, al contemplar las maravillas del universo y el poder disfrutar de los adelantos de la ciencia, creo que bajo éste referente podemos ser mejores personas.

        Cordialmente

        Guillermo Rojas Díaz

  1. Gracias Jan. Muy bueno wl artículo de hoy sobre todo porque me cayo como un balde de autoestima y alegría. Que tengas hermosa vida. Mis mejores deseos y mucha luz para ti y los tuyos.

  2. Bonito mensaje: » Lo único que quieres es que sean felices.
    Y vas a hacer todo lo que esté en tus manos para conseguirlo.»

    Yo soy profesor de Grado Medio (17,18,19 años de media), y puedo ver que muchos chicos que están perdidos y no estudian lo que les gusta, si por algunos fuese, para hacerlos felices tendría que dejar de darles clase y darles recreo.

    No es fácil, de hecho, para mi sería imposible hacer feliz a 30 alumnos de una clase, sobre todo cuando escuchan temas que a algunos no les gusta. Si hay alguna fórmula me gustaría saberla.

    Seguro que la clave es escuchar nuestro sentimientos, pero nos han dejado en el bosque y no nos han enseñado a usar la brújula .

    Para mi la brújula es saber interpretar los sentimientos.
    El bosque sería la vida.

    Muchas gracias por tu artículo, cada vez que los leo puedo ver al Dios que llevas dentro.

    1. Qué hermosa manera de decirlo, Jorge. La brújula es saber interpretar los sentimientos, y el bosque es la vida. Así lo veo yo también.

      Por lo que respecta a los alumnos de Grado Medio, pues no debe ser nada fácil no. Realmente debe ser prácticamente imposible ayudar y hacer felices a 30 alumnos. Lo que sí se puede hacer es intentar darles un poco de amor, un amor que posiblemente les ha faltado por el camino.

      La verdad es que estoy seguro de que ya lo haces. Y seguro que muchos tus alumnos te recordarán como el profesor que se preocupó por ellos y que les ayudó a ver las cosas de otra manera.

      Una abrazo!

  3. Gràcies una vegada mes, per el teu compromís de fer la vida mes planera, i provoca canvis en els nostres pensaments.

    Una forta abraça.
    . X. Simon

  4. Hola Jan,

    Hermoso, preciòs, el artículo. Sólo me sorprendió al final, cuando dices «Y ahora tienen un padre que los ama de verdad». Me sorprendió porque hasta esa frase me estaba sintiendo totalmente identificada… pero claro, yo no me veo como padre, puesto que, al menos en esta vida, me encarné como mujer, y aunque no tengo hijos biológicos, si me siente madre de estos hijos e hijas de los que hablas. Con un inmenso corazón, que nos incluye a todos, y a todas. Un abrazo enorme. Y gracias.

    1. Bueno, cuando decía «padre», me refería a padres y madres. Es verdad que ahora hay una tendencia generalizada a decir siempre los dos géneros, en lugar de usar el masculino como genérico: «padres y madres», «niños y niñas», «todos y todas», etc. Yo también lo hice durante un tiempo. Pero resulta que tengo una lingüista en casa (mi mujer) y parece ser que esto, aunque parezca políticamente correcto, lingüísticamente es un error. Ella te explicaría mejor por qué :)

      En cualquier caso, todos somos padres y madres de todos los niños, sin duda. Y todos se beneficiarán de que cada vez seamos más amorosos con ellos. Muchas gracias por ser parte de ello!

  5. Me encanto tu artículo, es un bálsamo esperanzador a todo lo que vemos a diario, y queremos una vida mejor para nuestros hijos. Dios te bendiga. Gracias.

    1. Muchas gracias Miriam. Para mí, lo realmente esperanzador es ver a miles y miles de padres que aman de verdad a sus hijos y que luchan por su felicidad por encima de todo. Gracias por ser uno de ellos!

  6. jan: gracias muy lindo tu articulo, el amor es todo el poder del UNIVERSO un abrazo que la luz , el Amor y la fuerza del supremo te acompañe siempre.

  7. Depende para lo que se use la educacion, sin no porque las naciones mas
    educadas son tan ambiciosas, con su tecnologia tan abanzada de armas–
    matandose unos a otros, pues todo tiene un lado positivo y el otro negativo
    no son buenas ni malas, simplemente son, en otras palabras, la educacion-
    se a hecho una necesidad, pero no es buena ni mala, depende de para que-
    la uses.

Responder a Jan Anguita Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *