La Creatividad en los Campos de Refugiados

La Creatividad en los Campos de Refugiados

creatividad en campos de refugiados

Autor de la imagen: Octávio Brito.

Un día, durante una conferencia, mientras explicaba que los seres humanos somos creadores, un asistente me hizo una pregunta muy interesante. Me comentó: “no me acaba de cuadrar esto de ser creadores. Por ejemplo, los miles de refugiados que hay por todo el mundo por varios conflictos armados, ¿qué pueden crear los pobres? Bastante tienen con sobrevivir, ¿no crees?”

Es una cuestión muy importante que merece ser comentada, porque, en el fondo, hace referencia al sentido del dolor humano.

La creatividad siempre está presente

Lo primero que hay que tener claro es que todos nosotros, hagamos lo que hagamos, estamos continuamente creando: conversaciones, situaciones, experiencias, etc. Podemos crear mucho o poco, y en función de esto nos sentimos mejor o peor, pero creamos el 100% de nuestro tiempo.

Las personas que viven en campos de refugiados no son ninguna excepción. Todas ellas, instante tras instante, están creando sus vidas.

En un campo de refugiados, como en cualquier otro lugar del mundo, hay momentos de dolor (seguramente muchos) y momentos de alegría (desgraciadamente, más bien pocos). Hay padres que cuidan a sus hijos, personas que se quieren, gente que se pelea, etc. Hay miles de historias, y todas ellas son el resultado de la creatividad de aquellos que las están viviendo.

Pensar que no están creando simplemente porque tienen una vida difícil es infravalorarlos un poco. Es casi como pensar que son un poco menos personas que los demás. No es así; son creadores como tú y como yo, y están continuamente expresando su creatividad como cualquier otra persona.

Los refugiados están creando un mundo mejor

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que los campos de refugiados, o cualquier otro entorno donde la vida es difícil, son lugares llenos de gente haciendo un gran trabajo espiritual.

Por un lado, hay almas que, como parte de su crecimiento, están aprendiendo a vivir en condiciones duras. Experimentar el dolor en propia piel es la mejor manera de potenciar nuestra empatía y comprensión hacia el dolor ajeno, y esto es lo que están haciendo. Es importante tener en cuenta que no es ningún castigo, ellos mismos lo han decidido como parte de su evolución.

Por otro lado, no todos los refugiados están trabajando en su propia evolución. Hay almas muy avanzadas que han decidido ponerse al servicio de la humanidad para ayudar allí donde es más necesario.

Así que, ¿están creando los refugiados? Sin ningún tipo de duda: están creando un mundo mejor.

Los refugiados nos ayudan a ti y a mí a mejorar

Cuando enciendes el televisor, y ves noticias sobre refugiados de algún conflicto bélico, o de cualquiera otro grupo de personas que están sufriendo, ¿cómo te sientes? Mal, ¿verdad? Pero, seguramente, también te sientes con ganas de cambiar el mundo. Piensas en cómo puede ser que las cosas vayan así, y te propones ser mejor persona.

Pues bien, esto es gracias a ellos. Este sentimiento de bondad y superación te lo están generando ellos. Los refugiados nos están mandando un mensaje para ayudarnos a tomar conciencia de hasta qué punto nos hemos desviado del camino. Es su manera de ayudarnos a ti y a mí a ser mejores personas.

Es posible que pienses: “Jan, ¿me estás diciendo que hay almas que han decidido venir a la Tierra a vivir como refugiados para ayudar al resto del mundo a mejorar?” Pues sí, te estoy diciendo esto. No en todos los casos, pero en algunos sí.

Y déjame añadir que están haciendo muy bien su trabajo. Y que ahora nos toca a nosotros; si no, su esfuerzo será en vano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *