El Significado Profundo del Coronavirus

El Significado Profundo del Coronavirus

El significado del coronavirusLas últimas semanas, y especialmente los últimos días, muchos de nosotros estamos viviendo momentos de intranquilidad y preocupación respecto a la situación global que nos envuelve.

La gran mayoría de personas con inquietudes espirituales somos más o menos conscientes de que un punto clave en este momento es mantener nuestra vibración alta. Y es hermoso ver cómo, cada uno a su manera, lo estamos haciendo.

Pero aun así, muchos sentimos también la necesidad de una mayor comprensión de por qué está sucediendo esto.

Esta mañana he recibido un correo de una persona que me preguntaba mi opinión al respecto. Y justo mientras estaba respondiendo que aún no lo tenía claro, empezó a llegar un mensaje, que es el que comparto aquí ahora.

Es un mensaje canalizado, como otros que he ido publicando otras veces.

Como te digo siempre en estas ocasiones, no tengo un nombre para la entidad que lo transmite. Solo sé que viene de nuestro hogar, y que nos ama profundamente.

Espero que te llegue toda su luz y su amor.

Saludos desde tu hogar

Saludos querido, somos tus hermanos de luz. Y estamos ahora reunidos, muy centrados en lo que está pasando en el planeta.

Es un momento muy especial el que estáis viviendo. Pero también es delicado. Y lo sabemos.

Nunca antes habíais vivido algo así. Habéis vivido muchas crisis anteriormente, pero ninguna tan global, que os afectara a todos.

Aquí no hay fronteras ni clases sociales. Os afecta a todos.

Enseguida entraremos en el tema en cuestión, y hablaremos de por qué se ha producido esta situación. Pero antes nos tomaremos unos momentos para preparar la energía.

Esta no es una conversación normal, y es importante que lo tengas muy presente.

No es un texto normal.

No es un artículo cualquiera que estás leyendo en un periódico.

Es un mensaje del hogar.

Y necesitamos que sientas esta energía antes de continuar.

¿Puedes sentirla?

Estamos aquí ahora. Y somos muchos. Muchos más de los que normalmente nos reunimos en comunicaciones de este tipo.

El momento lo requiere.

Os hablaremos desde el profundo amor que sentimos por vosotros. Pero también con un cierto punto de seriedad.

No corréis ningún peligro, así que no hay que alarmarse.

Pero tú eres un trabajador de la luz.

Y tu luz ahora mismo es muy necesaria.

El Significado Profundo de la Situación que Estáis Viviendo

En primer lugar, queremos haceros notar que este situación que se ha producido tiene un equilibro muy importante.

Por un lado, no es tan grave como para que tengáis que preocuparos excesivamente. La humanidad como conjunto no corre ningún peligro.

Pero, al mismo tiempo, es lo suficientemente seria como para que no podáis pasarla por alto.

Esto indica la energía principal de este suceso: no debéis asustaros, pero sí prestarle atención.

Y debéis prestarle atención porque tiene varios mensajes para vosotros. Muchos de ellos son individuales, y los iréis descubriendo por el camino.

Pero hay dos que son importantes a nivel global. Y tienen un gran significado para todos.

El primero tiene que ver con la economía.

Vuestro sistema económico actual está basado en el consumo. Es decir, solo intercambiáis dinero entre vosotros cuando consumís algo, ya sea un producto o un servicio. Y esto hace que el sistema sea muy débil, porque si se detiene el consumo, por el motivo que sea, se detiene el intercambio y el sistema se colapsa.

Durante mucho tiempo, muchas personas han pensado que el origen del problema está en el dinero. Pero no es así. El dinero no es ningún problema.

El dinero, en el fondo, es amor.

Fíjate en una cosa. ¿Cómo te sientes cuando ganas dinero? ¿Cómo te sientes cuando miras tu cuenta corriente y ves que ha habido un ingreso?

Te sientes bien, ¿verdad?

Porque sabes que con ese dinero podrás vivir más tranquilo y hacer cosas que te gustan.

Pues esto que sientes tú, lo sienten también los demás.

Es decir, el intercambio de dinero no es malo. No es ningún problema. Al contrario, genera felicidad.

El problema es que solo intercambiéis dinero cuando hay consumo.

Los próximos días y semanas, hasta que pase este proceso, el consumo se va a reducir: iréis menos al cine y a los restaurantes, llamaréis menos a los electricistas, viajaréis menos…

Como consecuencia de esto, en principio intercambiaréis menos dinero. Y, también en principio, esto debería hacer que el sistema económico entre en recesión, creando dolor y sufrimiento.

Pero no tiene por qué ser así. No tiene por qué pasar esto si le ponéis remedio.

Vuestro sistema actual necesita que fluya el dinero, no que fluya el consumo.

Y aquí llega una gran pregunta que debéis haceros: ¿podéis hacer que fluya el dinero aunque se reduzca el consumo?

Es decir, ¿podéis daros dinero los unos a los otros a cambio de nada? Para evitar que la economía decaiga y que muchos sufran, ¿podéis seguir dando dinero a cambio de servicios que no recibiréis?

Por supuesto, no estamos hablando de hacerlo todo gratis ni de dar todo lo que tenéis. Pero sí de dar una pequeña parte para facilitar que la abundancia no se estanque.

Si estás apuntado a clases de yoga, por ejemplo, puedes seguir pagando aunque no vayas durante unas semanas.

Si sueles ir a un restaurante de vez en cuando y ahora dejas de ir, puedes intentar que algo de tu dinero les llegue igualmente.

Los humanos sois tremendamente creativos. Seguro que se os ocurrirán muchas maneras de hacerlo.

Ten en cuenta que si no hubiera pasado lo que está pasando, este dinero te lo hubieras gastado, así que te lo puedes permitir.

Si lo conseguís, vuestro sistema económico se fortalecerá enormemente, ya que en cualquier momento podréis reducir el ritmo de trabajo sin que el sistema se vea afectado.

Quizás parece una idea demasiado revolucionaria y poco realista, pero estáis más preparados de lo que parece.

Es el momento de plantar la semilla de un nuevo sistema económico.

Hace tiempo que sois conscientes de la importancia del amor incondicional.

Ha llegado la hora del dinero incondicional.

Tu Papel Individual en Todo Esto

El primer mensaje que la situación actual tiene para vosotros es que necesitáis un nuevo sistema económico que permita que la abundancia fluya sin una dependencia tan grande del consumo.

Tenéis que encontrar la manera de daros dinero los unos a los otros, y que llegue a todo el mundo, tanto en momentos de consumo alto como en momentos de consumo bajo.

El segundo mensaje, en cambio, es más personal. Tiene que ver con el papel que tú tienes en todo esto.

Todos sois conscientes de que en el mundo hay muchos retos pendientes: hambre, guerras, dolor… Pero la mayoría no estáis demasiado implicados en resolverlos.

No lo decimos para juzgaros, en absoluto. Es normal que sea así. Muchos de ellos os quedan muy lejos.

Pero ahora ha llegado el momento de que os impliquéis más.

Los retos de la humanidad no tienen que resolverlos los políticos y los ricos. Tenéis que resolverlos entre todos.

Por esto se ha dado ahora esta situación global.

Ya no podéis seguir como si no fuera con vosotros. No podéis mirar a otro lado esperando que otro lo resuelva. Tenéis que participar y poner de vuestra parte.

Cada uno a su manera, pero todos tenéis que participar.

Aunque parezca lo contrario, no hay ni un solo ser humano que sea más poderoso que otro.

Los que se sientan en sillas de cuero en edificios altos no son más poderosos que tú.

No esperes que ellos lo resuelvan.

Es momento de ponerte en pie y usar tu poder.

Con todo nuestro amor,

Tus hermanos de luz

64 thoughts on “El Significado Profundo del Coronavirus”

  1. Apenas hoy recibí el libro Tu lugar en el mundo…y lo leí todo pero que difícil se hace comprender que el amor es el eje de todo en nuestra vida…tan difícil ponerlo en práctica cuando somos tan banales y materialistas…el tener q cambiar drásticamente es muy difícil…pero es lo que quiero…como puedo hacerlo? Jan¡

      1. Y como se puede participar?
        Esque el Amor se va yo lo noto, en mí, algunas veces estoy triste, incluso malhumorada, quejicosa
        Como si se hubiera desgastado la parte buena

  2. Es muy difícil y más cuando te rodeas de personas que no se abren a la posibilidad de recibir el amor que quieres compartirle. He tenido a lo largo de esta vida mucha dificultad para recibir aunque sea un abrazo de parte de mi padre. Lo amo y lo perdono

    1. Cuando no sabemos como afrontar algo… nos podemos apoyar en las formas de ser de nuestro maestro ascendido con el cuál sintamos más conexión. En mi caso, es Jesús ó Jeshua como le dicen otros. Yo me pregunto: ¿ » qué haría Jesús en éste momento o cómo se compartaría Jesús si estuviera en mi situación ?… y la respuesta siempre llega !!.
      Por otro lado, para sentir y vivir el amor, debemos empezar a familiarizarnos con éste sentimiento. Todos los días cuando nos miramos al espejo podemos decirnos cosas lindas, llenas de amor y empoderamiento, como: » yo me amo incondicionalmente y me acepto completamente en este mismo momento, no me juzgo, me perdono. SOY un ser lleno de luz, amor, compasión, paz, salud, abundancia a todo nivel y eso incluye la prosperidad económica , etc, etc «… al llenarte de amor y compasión vas notar a los pocos días que te hes más fácil sentir eso por las demás personas y ante todo de forma incondicional sin esperar nada a cambio.
      Un abrazo desde Colombia para todos !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *