El Sentido de la Vida Humana y el Reto que Te Motivó a Venir Aquí

El Sentido de la Vida Humana y el Reto que Te Motivó a Venir Aquí

el sentido de la vida humanaEste mensaje va en la línea del que publiqué hace dos semanas sobre el motivo por el que estamos aquí.

Como te comenté entonces, estos mensajes vienen de un lugar que aún no sé identificar. No sé quién habla exactamente. Hay una parte de mí en ellos, pero hay otra que viene de algún lugar más profundo, y aún no sé qué nombre ponerle.

Hay quien lo llama “canalización”, y quizás sea esto. Pero aún lo no sé.

Solo sé que son mensajes llenos de amor. Un amor como el que no había sentido nunca antes. Un amor que, en el mensaje de hoy, habla de un aspecto muy importante del sentido de la vida humana: el reto que asumimos cuando decidimos venir aquí.

Un Abrazo desde “el Otro Lado”

¿Sabes una cosa? Aquello que tú llamas “el otro lado” o “el más allá” no es tan distinto del lugar donde vives ahora. No puede serlo, ¿verdad? Al fin y al cabo, el universo es una unidad indivisible y todo comparte la misma esencia.

De la misma manera, los que vivimos aquí tampoco somos distintos a ti. Sabemos que cuando piensas en nosotros te imaginas seres luminosos, poderosos y sobrenaturales, y te imaginas que somos muy diferentes a ti.

Pero no es verdad. Somos exactamente lo mismo que tú eres.

También sabemos que, aunque te lo digamos así de claro, seguramente no nos creerás. Quizás pensarás que lo decimos solo para animarte, o que quizás no lo has entendido bien, o quizás que este mensaje no es verdadero. No es así, pero no podemos hacer nada respecto a esto. No podemos obligarte a creer.

Esto debería hacerte reflexionar sobre lo poderoso que eres, ¿no crees? Nosotros, ángeles luminosos del cielo, no podemos obligarte a creer. De hecho, no podemos obligarte a nada.

Muchas veces miráis las “desgracias” que suceden en vuestro mundo y os preguntáis por qué permitimos que pasen. ¿Por qué Dios no lo evita? ¿Por qué nos deja solos? Y como respuesta, os decís a vosotros mismos que Dios no existe, o que no es justo, o que no es bueno.

¿Por qué, en lugar de esto, no pensáis que Dios no puede evitar lo que vosotros decidís hacer? ¿Por qué no pensáis que tenéis el control absoluto de lo que sucede en este planeta y que ningún ángel del cielo puede cambiarlo? ¿Por qué no pensáis que nadie está por encima de vosotros? Esto se acercaría mucho más a la realidad.

Vosotros, cuando pensáis en nosotros, os imagináis seres superiores que os han abandonado. Nosotros, en cambio, cuando os miramos, vemos a un grupo de hermanos que se han ido de casa temporalmente.

Pero no podemos obligaros a creerlo. A veces hay una parte de nosotros a la que le gustaría poder hacerlo, no creáis que no. Cuando os vemos sufrir y llorar desconsoladamente nos gustaría poder cogeros de la mano y mostraros quiénes sois. Nos gustaría apartar el velo que nos separa y que os hace pensar que estáis solos. ¿Pero quiénes somos nosotros para hacer algo así? Vosotros decidisteis participar en esta aventura y nos dejasteis muy claro que queríais afrontarla por vuestra cuenta. ¿Quiénes somos nosotros para ir en contra de vuestra voluntad?

No podemos obligaros a nada, pues sois ángeles majestuosos, y nada puede ir en contra de lo que vosotros decidís. Lo único que podemos hacer es sentarnos a vuestro lado y deciros lo maravillosos que sois. E incluso esto sólo podemos hacerlo si nos dais permiso para ello.

¿Sabes por qué estoy aquí dándote este mensaje? Porque, a nivel interno, me lo has pedido. Dentro de tu corazón, has abierto una puerta y me has invitado a entrar. Y yo siempre acudo cuando me invitas, porque nada deseo más que estar contigo. Te echo de menos, ¿sabes? Te hecho muchísimo de menos.

Ya ves, un ángel divino echándote de menos, ¿no dice esto algo de lo inmenso que eres?

El Aspecto “Reto” del Sentido de la Vida Humana

Hoy me gustaría hablarte del reto que asumiste cuando decidiste venir a la Tierra. Lo haré porqué sé que tienes ganas de saber cosas sobre tu vida. Echas de menos tu hogar y quieres recordar por qué te marchaste.

Pero quiero decirte que para mí el contenido del mensaje no es lo más importante. Para mí, estos momentos son preciosos simplemente porque puedo estar un rato a tu lado. En este momento, tu corazón está abierto, y esto me permite acercarme a ti.

Pero no necesitas ningún mensaje de este tipo para hacerlo, ¿lo sabías? Puedes abrir tu corazón en cualquier momento, y yo vendré siempre que lo hagas. Si me invitas, vendré, me sentaré a tu lado y te abrazaré con todas mis fuerzas. ¿Por qué no lo haces más a menudo?

El viaje en el que estás sumergido puede entenderse, en parte, como un reto. No es la única manera de explicarlo, porque todo se puede ver de diferentes maneras, es simplemente una de las maneras de explicarlo. La vida en la Tierra, desde un determinado punto de vista, puede interpretarse como un reto. También puede interpretarse como un juego, o como un aprendizaje, o de otras muchas maneras, pero de esto ya hablaremos otro día. Hoy hablaremos del aspecto “reto” de lo que hacéis aquí.

Te decía al principio que el mundo que habitas no es muy diferente del mundo del que procedes; el mundo donde yo estoy ahora mismo. Pero, evidentemente, algunas diferencias sí hay.

Es un poco como cuando viajas a un país lejano. En apariencia, todo parece muy diferente: la lengua, las ropas, la comida, el paisaje, las costumbres, etc. Pero en esencia, todo es igual, ¿verdad? Hay personas, con sus sueños, sus familias, sus amigos, sus trabajos… En esencia, tienen ilusiones parecidas a las tuyas y problemas parecidos a los tuyos.

Pues, en esencia, el mundo en el que estás ahora es igual que el mundo del que vienes, aunque en apariencia hay diferencias.

La diferencia principal es que la Tierra es un lugar donde el universo está acotado y limitado. Y esto hace que, mientras estás aquí, hay muchas cosas que no ves: no ves una parte del tiempo, (aquello que llamas pasado y futuro), no ves una parte de tu propia mente (el subconsciente), no ves una parte de tu propio cuerpo (órganos internos, células…), no ves una parte del mundo físico (todo lo que queda fuera del rango de frecuencias de la luz visible), etc. Hay muchísimas cosas que no ves, y esto caracteriza el mundo donde vives ahora.

Es importante dejar claro que esto es así porque lo creamos para que fuera así. No es un error ni una casualidad, es un diseño.

Es posible que, explicado de esta manera, esto te parezca algo negativo. Quizás pienses: así que la Tierra está diseñada para que, mientras esté aquí, haya una gran parte del universo que no pueda ver. Pues vaya fastidio.

Sin embargo, en realidad es algo maravilloso.

¿Te has fijado que, en esencia, el proceso de crear algo se basa en eliminar cosas, y no en añadir nada? Fíjate en los escultores, por ejemplo. Cogen un bloque de mármol y le van quitando trozos hasta formar una figura. No añaden nada, lo que hacen es quitar. Sin este proceso, no habría escultura, solo un bloque macizo sin ninguna forma especial.

Pues la Tierra es algo parecido. Es una escultura. Una escultura preciosa. Para crearla, cogimos el universo entero y le fuimos quitando trozos hasta dejarla como queríamos. Le quitamos un trozo del tiempo, un trozo de la mente, un trozo del espacio… Y el resultado fue un lugar fantástico donde vivir nuevas experiencias.

Todos los que estáis aquí decidisteis venir porqué queríais vivir las experiencias que este lugar os ofrecía. Visteis la Tierra y dijisteis: yo quiero ir. Yo estaba contigo cuando tomaste esta decisión.

Una de las cosas que te llamó la atención de este lugar es el reto que suponía. A todos nos gustan los retos, ¿lo sabías? Esto no es algo exclusivo de la humanidad, es una característica universal. El simple hecho de proponerte algo y lograrlo, y ver cómo esto te hace más fuerte, es hermoso. A nosotros también nos gusta. Por esta razón nos ponemos retos.

Y la Tierra es uno de los retos más grandes que existen. De hecho, es el reto más grande que nadie ha afrontado hasta el día de hoy. Oh, seguro que vendrán retos mayores más adelante, pero de momento este es el más grande.

¿Te das cuenta de lo que te estoy diciendo? Los ángeles amamos los retos, y tú eres uno de los ángeles que se han embarcado en el reto más grande que el universo ha afrontado jamás.

Este reto se puede explicar de forma muy sencilla: has puesto un peso encima de tu mente. Las limitaciones que te comentaba antes (limitaciones del tiempo, el cuerpo, el espacio, el subconsciente, etc.) son un peso muy grande. No son cosas negativas, porque gracias a ellas la Tierra es como es, y esto tiene una gran cantidad de ventajas. Pero son un peso. Vivir así tiene dificultades. Es por estas limitaciones que te sientes solo, débil y desamparado. Es por ellas que la Tierra a veces se convierte en un lugar tan conflictivo.

Y en esta situación, con este peso encima, tienes el reto de tener pensamientos de amor. O lo que es lo mismo, tienes el reto de crear situaciones amorosas.

Así que la pregunta es esta: ¿puedes mirar a tu alrededor, y sea lo que sea lo que veas, mirarlo con amor? Sabemos que no es fácil. Nada fácil. Este es el reto.

Y este es el motivo por el que te admiramos tanto. Porque la respuesta es “sí”. Sí puedes hacerlo. Lo has demostrado en más de una ocasión.

Para que te hagas una idea de lo especial que te hace esto, te pongo un ejemplo muy sencillo. Correr 100 metros lisos es muy sencillo, ¿verdad que sí? Cualquiera puede hacerlo. Pero correrlos en menos de 10 segundos ya no lo es tanto. Solo unos pocos pueden hacer algo así. Y son muy admirados por ello, ¿verdad?

De forma parecida, hay muy pocos seres en el universo que puedan bajar a un lugar como la Tierra y expresar amor. ¿Crees que los que estamos en “el otro lado” somos poderosos? Pues ahora mismo somos mucho menos fuertes que tú. No tiene ningún mérito expresar amor donde estamos nosotros. Aquí todo es luz, y el amor sale sin ninguna dificultad. Pero amar en la Tierra, esto ya es otra cosa. Esto sólo puede hacerlo alguien muy, muy grande.

Alguien como tú.

39 thoughts on “El Sentido de la Vida Humana y el Reto que Te Motivó a Venir Aquí”

  1. Bonito mensaje, ¿por qué costará tanto amar todo?

    ¿Será nuestro disfraz de humanos, con nuestros egos el que lo impide?

    Gracia a ti y a tu ángel mensajero.

  2. Absolutamente precioso.Maravilloso.
    Jan, te superas cada día. Sigue aportåndonos más información de este tipo, deja q siga fluyendo, venga de donde venga, porque una información así sólo puede venir del amor….
    MUCHÍSIMAS GRACIAS. UN FUERTE ABRAZO.

  3. Yo conectó también con eso que dicen registros akashicos, y lo que dices es lo que me llega directamente al corazón, más que nunca tienen un poder hermoso, es así de sencillo y simple. Solo limitado por esa mente que nos arraiga.
    Gracias por poner con otras palabras lo que a mí me llega tan a menudo, pero que mi falta de confianza hace que pierdan poder. Leerlas me devuelve en cierta manera lo que sé.
    Gracias
    Un abrazo amigo.
    Robert

    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia, Robert. A mí también da confianza ver que tú sientes lo mismo. A veces también tengo mis dudas, y es muy reconfortante ver que no soy el único. Un abrazo!

  4. Bueno, desde que comenze a tener uso de razon, muchas cosas
    buenas y malas que me pasaron hasta el dia de hoy han sido de-
    siciones mias, pero muchas no, sobre todo el haber venido a es-
    te planeta, ya lo dijiste, que no es obligatorio el creerlo, solo que
    esto me cuesta aceptar, que mas que haber sido valiente en yo–
    haber decidido venir a la tierra pienso que yo fui torpe, porque-
    demonios tendria yo que dejar esa dimencion de paz, luz, armo-
    nia etc, etc., por este mundo lleno de locos, este mundo lleno de
    dolor, guerras, ambre, pestes, cataclismos de la naturaleza y de
    todo lo demas que ya sabemos ?, esto mas que de seres inteli–
    gentes, me parece de seres mas que torpes, entonces yo me—
    pase de pasota, tarado, imbecil, como decimos en Mexico deje-
    la carne por los frijoles, mas que estar arto de una dimencion–
    llena de amor, fue una locura mia total, no se en las demas per-
    sonas, quizas solo el loco fui yo.
    Un fuerte abrazo y gracias por tu mensaje.
    ENRIQUE CAMACHO MEJIA.

    1. Durante mucho tiempo me hice la misma pregunta, Enrique: ¿por qué demonios viene a un planeta como este, con lo bien que debía estar yo allí arriba? El artículo de hoy intentaba ser una pequeña explicación a esta pregunta, pero la verdad es que es un tema difícil, sin duda…

  5. El peso con el que cargo mi mente (miedos, estrés, sufrimiento psíquico, ansiedad, angustia…) me lastró hoy las piernas en una carrera de 1.500 metros. Confió en quitarme ese peso mirando a todo el mundo con amor. Lo paso mal porque algunos me hacen daño, pero trató de pensar en ellos con comprension y amor

  6. Este es un tema que me apasiona por ejemplo la parte que mencionas cuando el escultor de un mármol quita y logra su arte y que es lo que a mi me pasa con mi pintura al oleo- con mis poesias y cuentos fantásticos que jamás fui a un taller literario- el vacio de un lienzo y que empiezan a emerger los colores -el vacio de una hoja y se transforma en un sentimiento de lo más profundo como la poesia y siempre hubo esta pregunta de donde viene las ideas?? para transformarlas en un camino para los que aman y yo amo el arte. Mi vida tiene sentido – otras lamentablemente estan vacias- Pero siento que sigo viva porque tengo todavia mucha mision que cumplir que justamente es enseñar arte a la tercera edad y lo más sorprendente que yo aprendo de ellos porque viven la vida a pleno el dia a dia porque saben que el tiempo pasa que no saben cuanto tiempo les queda pero viven el amor de verdad.

    1. Qué misión más hermosa, Maria Eugenia! Sin duda, cuando ves claro que quieres hacer, la vida se llena de sentido. Me alegro mucho de que lo tengas tan claro, y de que los demás lo puedan disfrutar!

  7. Hola Jan
    En primer lugar decirte que tu blog me resulta “especial”, y me gusta mucho lo que escribes, pero más desde dónde lo haces.
    Sin duda asumimos un reto al venir a la vida, aventura llena de absoluta perfección; sin embargo tenemos demasiados estímulos que nos hacen olvidar a veces el motivo que nos trajo.
    Seguramente , si nos esforzamos en aportar cosas positivas y amorosas al tejido social y humano… haremos más fácil el camino.
    Gracias de nuevo, por ser un eslabón en cada aportación, lo maravillosas y perfectas que somos todas las personas. Un saludo veraniego!

    1. Muchas gracias Carmen! Sin duda, este es el camino: esforzarnos cada uno en aportar lo mejor de nosotros al mundo. Y la verdad es que todos tenemos muchísimo que aportar. Un saludo veraniego, sí! :)

  8. Excelente información sobre el tema: El sentido de la vida,,, a venir aquí, pero hay algo que no termino de entender: si venimos a la Tierra voluntariamente, ¿por qué no podemos abandonarla de igual forma, sin esperar a una enfermedad mortal, envejecimiento, accidente,… Otro aspecto en el que tengo mis dudas es: Si los de arriba, de la otra dimensión, no pueden hacer nada por nosotros, por la misma regla de tres, nosotros tampoco podremos hacer nada por ellos; en concreto por los seres queridos que fallecen. ¿ le sirven de algo nuestras oraciones, rezos, misas, …? Un cordial saludo

    1. Una reflexiones muy profundas José Enrique, y muy interesantes. Respecto al tema de abandonar la Tierra, fíjate que sí podemos hacerlo en el momento que queramos. Hay varios caminos, y uno de ellos es bien conocido por todos.

      Respecto a los de arriba, sí pueden hacer cosas por nosotros, y de hecho las hacen. Lo que no hacen es interferir en nuestro libre albedrio. Y no lo hacen porque no puedan, sino porque forma parte del pacto de la Tierra. Nosotros, antes de venir, quedamos así con ellos, y ello no intervienen directamente por respeto a nuestra decisión.

      De forma similar, nosotros podemos hacer mucho por ellos. Nuestro amor les llega, así que si vivimos con amor, les hacemos muy felices!

      Espero haberte ayudado un poco, aunque es un tema complejo y profundo, y esta es solo mi manera de verlo!

      Un abrazo!
      Jan

  9. Hola Jan, es la primera vez que me he emocionado al leer algo de esto. Ni siquiera lo hubiese imaginado… hasta ahora. Muchas gracias de corazón, Ángel.

  10. Holaaa !!
    Como te comenté estoy postrada , y veia casi todo el dia y parte de las noches tv ; no porque me gustara , sino p olvidar por momentos mis dolores fisicos. Pero desde el primer dia k contacte tu pag. , he leido parte de los libros y reflexiones , y voy soltando todo lo que me tenia paralizada, hago tapping y leo , teniendo una conexión increible , he llorado a gritos , y c k muy pronto , lo declaro y decreto que me levanto, para dar todo el amor que he recibido !! Hay tantas cosas que me gustaria compartirte , pero por lo pronto solo te digo , bendiciones en abundancia para tu vida !

    1. Qué gran decisión, Teresa!! levantarse y compartir el amor que tenemos. Creo que es la mejor decisión que podemos tomar, para nosotros mismos y para el resto del mundo. Que tu amor fluya al máximo y que te llene de felicidad! Un abrazo!

  11. Hola Jan Por lo que dices, es un angel el que habla por medio deti. Si es así me gustaría de alguna forma contactar contigo. Ya que para mi vida en estos momentos es muy necesario e importante. Aunque no se como, porque vivo en Bilbao. Otra cosa, que son los registros akhasicos?

  12. Gracias Jan por tu tiempo y tus mensajes!

    Hace tiempo que siento la necesidad de hacer algo más, ponerme al servicio de los demás…cada día en mis meditaciones y trabajos energéticos pido hallar ese camino por donde continuar. Un achuchón inmenso!

  13. Que buen mensaje, gracias.
    Cuando vivo situaciones pesadas como ansiedad, miedo, depresión etc, pienso y siento que soy un haz de luz en el universo del espacio y tiempo y se me pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *