El Principal Obstáculo a la Hora de Resolver Problemas (de Cualquier Tipo)

El Principal Obstáculo a la Hora de Resolver Problemas (de Cualquier Tipo)

obtáculos para resolver problemasHace unos meses hice un curso de tapping con Cipriano Toledo, y desde entonces he ido a un par de encuentros que de vez en cuando organiza. El tapping es una técnica muy curiosa para resolver problemas de cualquier tipo (físicos, emocionales, económicos, etc.), y que de entrada parece muy tonta, pero que funciona muy bien. Si tienes un poco de curiosidad, te recomiendo que lo pruebes.

Pero hoy te quería hablar de un tema que Cipriano Toledo siempre menciona en sus talleres y que considero muy importante: las ganancias secundarias de los problemas. Es decir, todo lo que tienen de positivos tus problemas que hacen que una parte de ti no quiera resolverlos.

Es posible que tu primera reacción sea pensar que los problemas no tienen nada bueno, y que no hay ninguna parte de ti que quiera retenerlos. Pero este raramente, por no decir nunca, es el caso. Si no hubiera ninguna parte de ti que quiere mantener un problema, ya se habría ido hace tiempo.

Tú Mantienes Vivos Tus Problemas

Para poder resolver problemas de forma efectiva, lo primero que hay que tener claro es que no son algo externo a ti. Tú les das vida. Tus problemas se alimentan de tu propia energía.

Hay una manera muy sencilla de ver que esto es cierto: si tú no existieras, tus problemas desaparecerían, ¿verdad? Esto quiere decir que dependen completamente de ti.

Así pues, si quieres que desaparezcan, debes cortarles la fuente de alimentación. Debes descubrir qué parte de ti es la que los está alimentando y cortar el suministro de energía que los mantiene vivos.

Esto es diferente para cada caso, así que debes analizar cada problema por separado. Lo más habitual, sin embargo, es que la fuente que los retiene sea tu deseo de recibir afecto y compasión de los demás. Cuando tienes un problema, ya sea económico, de salud, o de cualquier otro tipo, normalmente los demás se compadecen de ti. Y hay una parte de ti que tiene miedo de que dejen de hacerlo si el problema desaparece.

Hay una parte de ti que cree que saldrá perdiendo si el problema desaparece, y por esta razón lo retiene.

Si Quieres Solucionar Tus Problemas, Debes Dejarlos Marchar

¿Sabes una cosa? Esta parte de ti que retiene el problema tiene razón: cuando el problema desaparezca, habrá cosas que perderás. Si recuperas la salud, seguramente los demás no seguirán sintiendo la necesidad de cuidarte tanto, si ganas más dinero, ya no sentirán lástima de ti, etc.

Si quieres que esto no cambie, lo mejor es que no resuelvas tus problemas. Pero si quieres ser feliz, este no es el camino. Una parte importante de tu crecimiento personal y espiritual consiste en aceptar lo que perderás cuando los problemas se vayan, y abrir los brazos para abrazar todo lo que ganarás.

photo credit: Lst1984 via photopin cc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *