¿Crees que a Dios No le Gusta el Dinero?

¿Crees que a Dios No le Gusta el Dinero?

dineroSi la respuesta es afirmativa, déjame que te haga otra pregunta: ¿quién crees que lo ha inventado?

Dios lo ha creado todo. Y todo es todo; el dinero también. No es, por lo tanto, un error de la humanidad ni el origen del mal. Es una parte de la vida que tiene su papel, como todas las otras cosas.

En el Cielo no hay dinero

Dicho esto, también hay que decir que utilizar dinero como intermediario en las relaciones humanas no es la manera óptima de funcionar; hay otras mejores. Pero para que una sociedad pueda funcionar sin dinero u otros mecanismos similares, es imprescindible que sus integrantes se sientan completamente unidos. Es imprescindible que cada individuo sienta que forma parte inseparable de la sociedad y que, por lo tanto, se preocupe por el bienestar del conjunto tanto como por el suyo propio.

Así es como funcionamos cuando no estamos aquí; así es como funciona “el Cielo”. Los ángeles no cobran por hacer lo que hacen, ni tampoco pagan nunca nada. Pero esta manera de relacionarse funciona en su caso porque se sienten todos una unidad y confían plenamente entre ellos.

La humanidad necesita el dinero porqué aún es inmadura

Como todos sabemos, este no es el caso de la humanidad actual. Somos inmaduros, tanto a nivel individual como global, porque todavía no hemos llegado a ser plenamente conscientes del hecho de ser todos una unidad. Lo conseguiremos, no  tengo ninguna duda, pero todavía falta un poco.

Y mientras no llega este momento, el dinero es un buen invento para armonizar las relaciones humanas. Es un buen mecanismo para conseguir que todo el mundo participe en el buen funcionamiento de la sociedad, y por esta razón, Dios lo inventó. Si, a día de hoy, todo fuera gratis, habría mucha gente que se  aprovecharía y no colaboraría.

El único problema es que hay gente que hace trampas para obtenerlo de forma deshonesta. Pero esto no es culpa del dinero, es responsabilidad nuestra cómo lo utilizamos.

Así pues, puedes ofrecer tus servicios de forma honesta a la sociedad y cobrar por ello, y puedes estar completamente tranquilo que Dios no se enfadará. Todo lo contrario, esto es lo que quiere que hagamos mientras no conseguimos recuperar la unidad perdida.

3 thoughts on “¿Crees que a Dios No le Gusta el Dinero?”

  1. Hermoso relato!!!, estoy completamente de acuerdo!!, si vieras que a medida que yo iba leyendo, una parte de mi se sintió tan identificada que se me venía a la mente escenas de mi vida que apoyan este post, solo que ahora tengo una visión más clara y consciente. Gracias por tan bello aprendizaje! :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *