Cómo Protegerte de las Energías “Negativas” y Vivir en Paz y Armonía con Todo

Cómo Protegerte de las Energías “Negativas” y Vivir en Paz y Armonía con Todo

Cómo protegerte de las energías negativasHoy hablaremos de un tema que preocupa a muchas personas: las llamadas energías “negativas” u “oscuras” y cómo protegernos de ellas.

Si es un tema que te da un poco de miedo, no te preocupes en lo más mínimo. Ya verás que no hay nada de lo que asustarse.

Sin duda, hay algo en la Tierra que podríamos llamar “oscuridad” o “negatividad”: hay dolor, violencia y muchas situaciones muy poco armoniosas. Pero, ¿qué son exactamente estas situaciones? ¿De dónde surge la energía que las genera?

¿Y cómo podemos protegernos de ella?

Es mucho más sencillo de lo que parece.

Todos nosotros somos seres de luz pura, y la oscuridad no puede hacernos absolutamente nada.

Qué Es la Oscuridad

Hace unos meses publiqué un artículo donde hablaba en detalle de qué es realmente la oscuridad (si no lo leíste, puedes encontrarlo aquí).

La oscuridad normalmente se define como “la ausencia de luz”, pero esto no es del todo correcto. El universo donde vivimos está hecho de luz en su totalidad, así que no hay ni un solo punto donde no haya luz. Todo lo que existe, desde nuestro propio cuerpo hasta el espacio interestelar, está hecho luz. No existe la “ausencia de luz”.

Lo que sí existen son diferentes tipos de luz. La luz es una onda electromagnética, y las ondas pueden tener diferentes frecuencias de vibración. Y el universo está lleno de ondas de diferentes frecuencias. Cada cosa que existe, incluidos nosotros, somos ondas de luz con una determinada frecuencia de vibración.

Lo deseable es que la frecuencia de cada ser del universo sea lo más alta posible, porque las frecuencias altas tienen una mayor creatividad y una mayor conciencia que las frecuencias bajas (más detalles sobre esto en este artículo). Los seres con una vibración alta son seres con mucha conciencia y mucha creatividad, y los seres con una vibración baja son seres con una conciencia baja y poca creatividad.

Estas frecuencias bajas son lo que llamamos energías “negativas” u “oscuras”. En realidad son luz, igual que todo el universo, pero tienen una frecuencia de vibración baja. Y esto hace que su nivel de conciencia sea también bajo.

Nuestro Nivel de Vibración Personal

Así pues, vivimos en un universo lleno de luz, pero esta luz no es igual en todos los lugares. Hay luz de vibración muy alta, luz de vibración muy baja y luz de vibración intermedia. Hay un rango infinito de luz de frecuencias distintas.

La luz de vibración muy alta son los ángeles y los seres de luz, la luz de vibración muy baja son los llamados “seres oscuros” (aunque no son realmente oscuros, porque son luz igual que todo el resto), y la luz de vibración intermedia somos la mayoría de nosotros.

Es importante entender que, en esencia, no hay ninguna diferencia entre estos tipos de luz. No hay ninguna diferencia en entre la esencia de un ángel, la nuestra y la de un ser “oscuro”. Todos somos luz, y venimos de la misma fuente. Solo cambia la apariencia que estamos tomando ahora mismo.

En el caso de los seres humanos, tenemos una particularidad importante: tenemos la capacidad de cambiar libremente nuestra frecuencia de vibración. No estamos obligados a tener una determinada frecuencia toda nuestra vida. Por esto se dice que este es un planeta de libre albedrío. Podemos elevar nuestra vibración y vivir en el amor, o disminuirla y vivir en el dolor. Y es una elección totalmente personal.

Cada uno de nosotros tiene la vibración que decide tener.

La Relación entre las Frecuencias Altas y las Bajas

Cada ser del universo tiene su propia frecuencia de vibración. Esta frecuencia puede ser más alta o más baja, y en función de esto cada uno tiene la apariencia más luminosa o más “oscura”, pero en el fondo todos somos pura luz.

Llegados a este punto, muchas personas se preguntan qué pueden hacer estos seres aparentemente oscuros. Es verdad que los seres “oscuros” en el fondo son luz, pero son una luz de vibración muy baja. ¿Pueden hacernos algo a nosotros? ¿Pueden dañarnos de alguna manera?

Y la respuesta es que no… a no ser que bajemos nuestra frecuencia a su nivel.

Para entender esta respuesta, hay que comprender bien cómo funcionan las ondas electromagnéticas (te recuerdo que la luz es una onda electromagnética). Estas ondas tienen una propiedad muy interesante, y es que las ondas de frecuencias distintas no se interfieren entre ellas. No se “tocan” de ninguna manera.

El ejemplo más claro de este fenómeno son los canales de radio y televisión. Las ondas de los diferentes canales viajan todas juntas por el aire, pero no se mezclan ni se interfieren entre ellas porque cada una tiene su propia frecuencia. Solo se producen interferencias cuando hay dos ondas con la misma frecuencia. Si tienen frecuencias diferentes, pasan una al lado de la otra sin ni siquiera rozarse.

Y con nosotros sucede exactamente lo mismo. Las personas de frecuencias distintas, y los seres en general de frecuencias distintas, no nos cruzamos nunca. Y si nos cruzamos, no nos vemos. Solo podemos vernos y tocarnos si tenemos frecuencias iguales.

Ahora mismo hay muchos seres a tu alrededor que no percibes de ninguna manera porque tienen una frecuencia diferente a la tuya.

Así que la única manera de que una “energía negativa” te toque es que tengas su misma frecuencia.

Qué Sucede Realmente Cuando Te Sientes “Atacado” por Energías Negativas

Una vez entendemos qué son realmente las energías “negativas” y cómo se relacionan con nosotros, podemos hablar de los supuestos “ataques”. Esto es algo de lo que sea habla a menudo en determinados círculos de espiritualidad y crecimiento personal. Se dice que determinados dolores o problemas son causados por una entidad negativa que se ha pegado a nosotros, y que hay que quitarlas y protegernos de ellas.

Este fenómeno tiene algo de cierto, pero hay que entenderlo bien para no confundirse ni asustarse innecesariamente.

No hay que tener miedo, porque no hay nada que nos esté atacando. Somos nosotros los que hemos bajado nuestra vibración.

Para entenderlo más fácilmente, podemos poner un ejemplo sencillo. Imagínate a dos personas que tienen una emisora de radio cada una, y que están emitiendo un programa. Una de ellas emite a una frecuencia y la otra a otra frecuencia, igual que las emisoras de verdad. De esta manera, las señales que emiten no se interfieren, y los oyentes las pueden recibir perfectamente.

Pero en un momento dado, una de las personas decide cambiar su frecuencia de emisión y poner la misma que su vecino. En este momento, las dos señales pasan a interferirse y ya no se oyen bien. Esta persona podría decir: “me están atacando. Están destruyendo mi señal de radio.” Pero no sería cierto. Es ella la que ha cambiado su frecuencia de vibración y ha puesto la misma que su vecino.

Y esto es exactamente lo mismo que sucede con nosotros cuando sufrimos un aparente “ataque”. En realidad somos nosotros los que hemos disminuido nuestra frecuencia, y esto provoca un choque con las frecuencias bajas que hay por el mundo.

Si no la hubiéramos disminuido, no hubiera pasado nada.

Y si volvemos a elevarla, el choque desaparecerá al instante.

Cómo Protegerte de las Energías “Negativas”

Así pues, aunque las energías bajas en realidad nunca nos atacan, sí podemos chocar con ellas si nuestra frecuencia baja demasiado.

Y viendo que estos choques a veces se producen, muchas personas piensan que tenemos que protegernos: “tienes que protegerte de las energías negativas para que no te hagan daño.”

En Reiki, por ejemplo, se pueden hacer una serie de símbolos para proteger nuestro cuerpo, y también para proteger las habitaciones, las estancias y los edificios en general. Y en otras terapias se hacen cosas parecidas con el mismo fin.

Sobre este tema, hay que decir que esta protección es útil. Si lo haces, puedes seguir haciéndolo sin ningún problema. Pero es importante tener en cuenta todo lo que hemos explicado antes.

Cuando hacemos algún procedimiento para protegernos energéticamente, normalmente nos imaginamos que estamos creando una especie de barrera para que no entren las energías bajas. Como si estas energías estuvieran al acecho, intentando entrar en nosotros al mínimo descuido para hacernos daño.

Pero no es esto lo que realmente pasa. Al “protegernos”, no estamos creando ninguna barrera ni nada parecido. Lo que estamos haciendo es aumentar nuestra propia vibración. Estamos aumentando nuestra propia frecuencia para que no choque con las frecuencias bajas.

Es muy importante tener clara esta idea. Si practicas algún tipo de protección energética, puedes seguir haciéndolo de la misma manera. Puedes seguir haciendo los mismos símbolos de Reiki, o cualquier otro procedimiento que uses. Pero mientras lo haces, sé muy consciente de que no estás creando ninguna muralla para alejar a las energías bajas. Lo que estás haciendo es aumentar la frecuencia de tu propia luz.

Hay una gran diferencia entre hacerlo pensando en una cosa o en la otra. Si crees que estás construyendo una barrera para que las energías oscuras no entren, estarás focalizando tu atención en el miedo, la oscuridad y el dolor, y tu frecuencia aumentará muy poco.

En cambio, si te centras en tu propia luz, y te das cuenta de que en realidad no hay nadie atacándote, tu atención se focalizará en la luz y el amor, y tu frecuencia aumentará mucho más.

Recuerda siempre que en este universo solo hay luz y amor.

Lo único que cambia de un ser a otro es la cantidad de luz y amor que hay.

Tú decides la cantidad de luz que quieres en ti.

Un gran abrazo,

Jan

34 thoughts on “Cómo Protegerte de las Energías “Negativas” y Vivir en Paz y Armonía con Todo”

  1. hola jan, ¿entonces tampoco podemos tener contacto con los ángeles y seres de luz? me consuela saber que no pueden hacernos nada los seres de baja energía gracias.

  2. Hola Jan, me encanto el artículo, qué bueno saber qué es uno quién tiene que trabajar sus energías y no protegerse de energías que no son suyas.
    Tengo una duda los animales específicamente los perros que energía tienen?
    Gracias!

    1. Hola María Elena,

      Una pregunta muy interesante. La verdad es que no tengo demasiada información sobre los animales, así que no te puedo responder. Pero meditaré sobre ello, a ver si viene algo.

      ¡Un abrazo!
      Jan

  3. Siento no estar de acuerdo. Es cierto que subir nuestra frecuencia es la mayor protección, pero por diversos motivos puedes estar más débil y aprovechan la situación. Y sacarlos requiere procedimientos más elaborados. Y subir nivel frecuencial cuando se está pillado, puede resultar un tarea imposible para quien lo sufre cuando le han impregnado emociones bajas muy intensas, incluso afectación física y psíquica. No es tan simple. Ojalá lo fuera.

    1. Hola Victoria,

      No pasa nada por no estar de acuerdo, faltaría más. Tienes razón que no es fácil aumentar nuestra vibración cuando está muy baja. Pero esto no cambia lo que comentaba, ¿no crees? Si nuestra frecuencia baja, puede haber choques con las vibraciones bajas. Si nuestra vibración se mantiene alta, no puede haber choque.

      Un abrazo,
      Jan

  4. Como siempre tus articulos son geniales, se ve claramente que son escritos con mucho amor y dedicación.
    Sin embargo lo que más destacaría es el lenguaje sencillo y los consejos que das.

    Muchas gracias Jan
    Un saludo

  5. Hola Jan!, gracias por este bello mensaje y aclararnos acerca de este tema, justamente me viene muy bien para entender como funciona la luz y su frecuencia vibratoria, precisamente yo pensaba que se creaba una “Barrera”, pero lo que dices tiene sentido y lo entiendo perfectamente, ahora si elevaré bien mi frecuencia vibratoria. Todos tus escritos me llegan en mi ser. Gracias :-)

    1. ¡Hola Jose Franky! Así es, en realidad no hay ninguna barrera, es solo nuestra frecuencia que aumenta y se sitúa en un rango donde solo hay amor puro. Y nada puede dañar al amor puro. ¡Un gran abrazo!

  6. Muchas gracias, Jan. Me parece un tema muy importante y lo explicas perfectamente. Me ha encantado. Creo que has puesto en palabras de forma muy clara lo que siempre yo había pensado o intuido. Mucha gente debía leerlo porque pienso que hoy día hay mucha confusión en este tema. Te lo agradezco enormemente.
    Un gran abrazo

  7. Me ha encantado tu artículo. Genial. Practico reiki, y con tu enfoque basado en el amor y aumento de nivel vibracional todo tiene mucho más sentido. Muchas gracias por tu sabiduria.

  8. Gracias Juan: me gusto mucho el contenido de este artículo tuyo, siempre, con mucha sabiduría. Mucho para aprender, sin ningún desperdicio. Saludos cordiales

  9. Que gran capacidad para hacer comprensible, lo que puede llegar a ser confuso para muchos. Felicitaciones.
    Me identifico plenamente con lo que manifiestas sobre la oscuridad, y realmente creo que no puede ser de otra forma. Ahora lo comprendo mucho mejor.
    Gracias por compartir tu sabiduría, y por hacerlo tan magistralmente.

    Un abrazo desde Colombia

    PD. Me puedes indicar donde puedo obtener más información sobre técnicas, como la que mencionas, para elevar la frecuencia de mi propia luz.

  10. Más claro no canta el gallo mi estimado hermano Jan, Dios Todopoderoso te siga iluminando de esta manera tan hermosa para que nos digas sacando de tantas dudas mentales en que nos metemos los seres humanos. Magistralmente nos haces ver las cosas, que aparentemente, parecieran muy difíciles de resolver. Cómo nos lo has hecho entender; la mente humana sirve sólo para producir pensamientos, y si esos pensamientos están centrados en el amor puro y son positivos 100% segundo a segundo, minuto a minuto, hora tras horas los 365 días del año, no tendremos, prácticamente, ninguna clases de temores o miedos. Un fuerte y sincero abrazo desde Boconó estado Trujillo, Venezuela .

  11. Hola Jan gracias por aceptarme! Qué opinas que antes de dormir coloco mentalmente un angel y un santo en cada puerta y ventana de mi casa a manera de protección.

  12. Han “destruido” mi familia mi esposa tramitó y concluyó divorcio y tiene lo que se conoce como un “amarre” con alguien de orientación bisexual. Si ahora mi ex se las ha ingeniado para aislarse socialmente ¿Cómo puedo ayudarle?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *