Cómo Potenciar la Energía Sexual y Convertirla en Luz Pura

Cómo Potenciar la Energía Sexual y Convertirla en Luz Pura

Cómo potenciar la energía sexualHoy hablaremos de un tema que es un poco tabú, pero que es muy importante: la energía sexual.

Concretamente, nos centraremos en la energía sexual masculina. El motivo principal es que yo soy un hombre, y esta es la única energía sexual de la que puedo hablar por propia experiencia. Y también creo que es más apropiado que sean las mujeres quienes hablen de la energía sexual femenina.

Aun así, todo lo que comentaremos aquí tiene un cierto paralelismo con la energía femenina. Las energías masculina y femenina son dos caras de una misma moneda, y espero que este artículo te sea también de utilidad si eres mujer.

Es un tema delicado, y me preocupa un poco que pueda haber malinterpretaciones, así que iremos poco a poco. Espero que nadie se sienta molesto por lo que comentaremos. No es mi intención en absoluto, sino todo lo contrario.

La energía sexual tiene un gran poder en nuestra vida, y es muy importante conocerla, amarla y saberla gestionar.

El Reto de la Energía Sexual

Hace un tiempo, escribí un artículo sobre cómo controlar la energía sexual. Pero no estaba del todo completo, y hoy lo continuaremos. Para situarnos, primero haremos un pequeño resumen de ese artículo anterior, pero si te interesa el tema, te recomiendo leerlo antes de continuar con este (puedes leerlo aquí).

En ese primer artículo, explicaba que los hombres no estamos tan obsesionados con el sexo como parece. En el fondo de nuestra alma, el sexo no nos interesa demasiado. Lo que pasa es que tenemos una energía en nuestro interior que cuesta mucho de controlar.

En el artículo anterior comparaba esta energía con un león que habita dentro de nosotros. Es algo que viene de serie con el traje humano masculino. Pero no es lo que realmente somos.

Esto no significa que podamos eludir la responsabilidad de lo que hacemos con él. En absoluto. La energía de este león ha hecho cosas terribles. La mayor parte de la violencia del mundo es causa del león. Las guerras son causa del león. Y tenemos que ponerle remedio.

Pero es muy diferente responsabilizar que culpabilizar.

No somos el león.

Somos los responsables de domarlo. Son dos cosas muy diferentes.

De esto es de lo que hablaba en el artículo anterior. Y es muy importante. (Si tienes dudas, te invito a leerlo, porque ahora lo he resumido mucho).

Pero faltaba un paso más, que es el que daremos hoy.

Tenemos que domar al león, pero sin matarlo. El león tiene un gran potencial positivo si sabemos controlarlo. Y este es el objetivo final.

Una vez aprendemos a calmarlo, tenemos que hacerlo brillar.

Cómo Controlar la Energía Sexual

El título del artículo de hoy es “Cómo potenciar la energía sexual”. Y de esto es de lo que hablaremos.

Pero antes de potenciar algo, primero hay que controlarlo. Si no, el riesgo es bastante grande. Si potenciamos el fuego antes de saber controlar el fuego, podemos causar un incendio con bastante facilidad.

En el artículo que te he comentado, explicaba tres métodos concretos para controlar la energía sexual. Y los tres tienen el mismo objetivo final: controlar la eyaculación. Es decir, reducir la frecuencia de las eyaculaciones y, eventualmente, dejar de eyacular.

Si eres hombre, y es la primera vez que oyes esta idea, es posible que te sorprenda, e incluso que te parezca una barbaridad.

Pero es tremendamente importante.

Cuando se activa nuestra energía sexual, siempre sentimos el impulso de expresarla. Esto en sí mismo no tiene nada de negativo, porque la energía sexual es una energía creativa y con un gran potencial luminoso y amoroso.

Lo que pasa es que esta energía suele concentrarse en los genitales y, en lugar de buscar otras vías, tendemos a querer expulsarla a través de la eyaculación. Y esto genera tres grandes problemas.

El primero es la pérdida de energía: cuando eyaculamos, a no ser que sea en un acto muy consciente, perdemos energía sin hacer nada constructivo con ella.

El segundo es la pérdida de control personal: cuando nos excitamos sexualmente y pensamos demasiado en eyacular, muchas veces se nos nubla el entendimiento y acabamos actuando de formas muy poco luminosas.

Y el tercero, y más sutil, es la pérdida de autoconfianza: no siempre somos conscientes de ello, pero al ver cómo perdemos una parte del control de nosotros mismos, muchas veces nos quedamos con una sensación de frustración, e incluso de humillación (y de aquí puede surgir el impulso de humillar a otras personas, con el daño que conlleva).

Todos estos síntomas son la manifestación de una energía sexual descontrolada. Y todos surgen de una falta de control sobre la eyaculación.

Así que es muy importante para el bien los hombres, y para el bien de la humanidad entera, que aprendamos a controlar nuestro impulso de eyacular (tienes más información sobre esto aquí).

El Gran Reto de la Energía Sexual Masculina

De momento, solo hemos hablado de cómo controlar la energía sexual, no de cómo potenciarla. Pero es que es un paso previo muy importante. Todo lo que explicaremos a partir de ahora debe ser aplicado una vez ya se tiene un cierto control sobre la energía sexual. Si no, existe el riesgo de que se descontrole más.

La energía sexual tiene una parte “negativa”, que es la que hemos comentado.

Pero también tiene una parte positiva.

Y de la misma manera que es muy importante controlar la parte “negativa”, también es muy importante conectar con la parte positiva.

Porque cuando empezamos a practicar los ejercicios de control, la energía sexual se va calmando y se reducen los impulsos de eyacular, lo cual de entrada es positivo. Pero también puede suceder otra cosa que no es positiva: que se reduzca nuestra vitalidad y nuestra creatividad.

Y de aquí surge la idea que te he comentado al principio: la energía sexual masculina es como un león, y tenemos que aprender a domarlo, pero sin matarlo.

Al contrario, una vez lo controlamos, tenemos que conectar plenamente con él.

La energía sexual es la fuente de toda nuestra fuerza, y si la apagamos, nos quedamos sin vitalidad. Así que tenemos que controlarla y potenciarla al mismo tiempo.

¿Y en qué consiste esto a efectos prácticos?

En controlar la eyaculación y, al mismo tiempo, amar nuestras erecciones.

Domar el león implica controlar el impulso de eyacular y no dejarse dominar por él.

Hacer brillar al león implica amar la erección y sentir toda la fuerza en hay en ella.

La Importancia de la Erección

Es muy posible que la idea de amar las erecciones genere rechazo en muchas personas, así que hablaremos de esto en más en detalle.

Actualmente, vivimos la erección y la eyaculación como dos cosas prácticamente unidas: casi siempre que aparece la erección, aparece también el impulso de eyacular (con el descontrol que conlleva). Y de aquí viene el rechazo que sentimos por la erección.

Pero la erección y la eyaculación no tienen porque ir juntas, y nuestro reto es separarlas.

La eyaculación es pérdida de energía y control.

La erección es todo lo contrario: es un aumento enorme de la energía.

Si eres hombre, lo sabrás perfectamente. Cuando tienes una erección, te sientes fuerte y vital. Cuando eyaculas, pierdes esta energía.

Por este motivo, es muy importante cambiar la visión que tenemos sobre la erección.

El problema no es la erección en sí misma, el problema es la eyaculación. Así que, si aprendemos a controlar el impulso de eyacular, las erecciones dejan de ser una amenaza, y se convierten en una fuente enorme de energía constructiva.

¿Puedes visualizarlo por un momento?

Imagina que los hombres aprendemos a controlar el impulso de eyacular. Imagina que cada vez que tenemos una erección, sentimos toda la fuerza y la energía que contiene, pero no nos dejamos llevar por ella, sino que tomamos las riendas y la utilizamos de forma amorosa y constructiva.

Si conseguimos algo así, se acabarán gran parte de los problemas de la humanidad, por no decir todos.

No habrá violencia. No habrá luchas.

Las mujeres ya no tendrán que tenernos miedo.

Los hombres no nos sentiremos avergonzados y autohumillados.

Seremos leones sabios, fuertes y compasivos.

Seremos lo que estamos destinados a ser.

Cómo Potenciar la Energía Sexual

Con todo lo que hemos explicado, ya estamos preparados para entrar de lleno en el tema de hoy: cómo potenciar la energía sexual.

Son tres pasos:

  1. Calmar el impulso de eyacular.
  2. Separar la erección de la eyaculación, y sanar cualquier sentimiento de vergüenza o rechazo asociado a las erecciones.
  3. Conectar con la energía de tus erecciones y transmutarla en energía creativa.

Ahora hablaremos de cada paso más en detalle.

Paso 1: Controlar la Energía Sexual

Uno de los métodos más conocidos para controlar la energía sexual es apartar la energía de los genitales y hacerla circular por el resto del cuerpo.

Puedes ver los detalles de este método en este artículo, junto con dos métodos más, pero la idea básica es imaginarte mentalmente que la energía sexual sale de tus genitales, sube por la columna vertebral, pasa por la cabeza y baja por el tórax hasta la zona que hay debajo del ombligo. Así:Circulación de la energía sexual 2Si lo haces, verás que tu energía sexual se calma. Y esto es muy importante.

Pero también hay que vigilar y no quedarse aquí, porque si algo se calma mucho, corre el riesgo de apagarse.

Y esto puede pasar con la energía sexual: hay que calmarla para poder controlarla, pero no apagarla.

Paso 2: Sanar el Rechazo a la Erección

Una vez ya hemos calmado la energía sexual y reducido el impulso de eyacular –lo cual puede requerir un tiempo–, podemos pasar a la siguiente fase: potenciar la energía sexual y utilizarla de forma creativa.

Para ello, es muy importante sanar todas las emociones y pensamientos negativos que tengamos asociados a la erección: rechazo, vergüenza, desprecio, etc.

Como hemos comentado, es comprensible que tengamos este rechazo a la erección, porque la asociamos a la pérdida de control y la eyaculación desmesurada. Pero una vez aprendemos a controlar la energía sexual –y por esto es muy importante empezar por el paso 1– ya no hay motivos para tenerle miedo. Al contrario, la erección sin eyaculación es una fuente de energía muy grande, que podemos usar de forma constructiva.

Una herramienta muy útil para sanar este rechazo es el tapping.

Por si no lo conoces, el tapping es una terapia muy sencilla y eficaz con la que podemos sanar cualquier bloqueo que tengamos. Y la manera de usarla es buscar frases sobre lo que queremos sanar y decirlas en voz alta mientras nos golpeamos suavemente unos puntos del cuerpo. Los puntos siempre son los mismos, así que es muy fácil de aplicar. Si quieres más información, puedes descargarte este libro gratuito donde explico con detalle cómo hacerlo: descargar libro gratis “El Poder del Tapping”.

Pues bien, la manera de usar el tapping para sanar el rechazo que sentimos hacia la erección es buscar frases que describan lo que sentimos y hacer tapping con ellas –esto podemos hacerlo tanto hombres y mujeres, y también podemos hacerlo con cualquier otro proceso natural hacia el que sintamos rechazo–. Por ejemplo:

  • Siento vergüenza cuando tengo una erección.
  • Siento desprecio cuando veo a un hombre con una erección.
  • Siempre que tengo una erección, siento un impulso muy grande de eyacular.
  • Me da vergüenza que los demás vean mis erecciones.
  • Creo que es algo de lo que no se debe hablar.
  • Creo que es algo sucio.
  • Etc.

Estos ejemplos son muy genéricos, pero en tu caso, es importante que analices bien lo que sientes y que hagas las frases lo más específicas posible. En tapping, cuanto más específicas son las frases, mejor funciona.

Si lo piensas, no es “normal” que sintamos este rechazo y esta vergüenza hacia algo que es completamente natural –y lo mismo podríamos decir de otros procesos biológicos–. Es un claro indicativo de que hay algo pendiente de ser sanado.

Y es importante hacerlo para conectar con toda nuestra luz.

Paso 3: Potenciar la Energía Sexual

Una vez ya hemos aprendido a controlar el impulso de eyacular y hemos sanado nuestros bloqueos respecto a la erección –lo cual, insisto, suele requerir tiempo–, ya podemos pasar al tercer paso: potenciar la energía sexual y canalizarla de forma creativa.

Una manera de hacerlo es realizar un ejercicio parecido al del paso 1, pero cambiando en recorrido de la energía. En lugar de hacer recorrer la energía sexual en un solo circuito hacia la espalda, la cabeza y el abdomen, distribuirla por todo el cuerpo en múltiples caminos. Así:Cómo potenciar la energía sexual 1Es decir, conecta con la energía de tus genitales y llévala mentalmente hacia todo el cuerpo: la espalda, los brazos, el pecho, las manos, las piernas, las rodillas, la cabeza, etc.

No lo hagas con un solo circuito de energía que va pasando por todos los lugares, sino con múltiples caminos, donde cada uno va desde los genitales hasta el punto en cuestión; como si fuera una explosión de luz que se distribuye por todo el cuerpo. Y en cada punto donde llegue esta luz, siente cómo la energía nutre esa zona y la llena de fuerza y vitalidad.

Esta es una manera de apartar la energía de los genitales, pero no para calmarla y guardarla como en el paso 1, sino para activarla y potenciarla. Si lo haces, verás cómo todo tu cuerpo se revitaliza y tendrás mucha más energía disponible.

El reto en este punto es saberla usar de forma creativa y amorosa.

Y este es el gran reto de los hombres.

La vida nos ha dado una gran cantidad de energía. Y nosotros tenemos el poder, y la responsabilidad, de usarla sabiamente.

Como todas las cosas, depende completamente de nosotros.

Y es un paso que nos toca dar.

Un fuerte abrazo,

Jan

25 thoughts on “Cómo Potenciar la Energía Sexual y Convertirla en Luz Pura”

  1. Jean: nuevamente gracias por este excelente artículo que nos envias. Muchas gracias.
    Lo que a mi se me presenta es algo contrario a lo que tu explicas: eyaculo muy rápido. Si pudieras tener algunos consejos para evitar esto, te agradecería me los envies. Saludos Julio S.

    1. Hola Julio,

      Todo lo relacionado con la energía sexual tiene una cierta complejidad, y hay que mirarlo con paciencia y cariño. Tenemos muchos tabús y bloqueos relacionados con esta energía.

      Hay varias cosas que se pueden hacer. Una es analizar bien las creencias y pensamientos que tienes relacionados con el sexo. ¿Cómo te sientes con tu sexualidad? ¿Qué esperas que suceda cuando tienes relaciones? ¿Qué miedos tienes? Y todo lo que descubras, lo puedes tratar con tapping.

      Y aparte de esto, puedes hacer los ejercicios de este artículo y del anterior: https://www.jananguita.es/como-controlar-la-energia-sexual.

      Y sobre todo, mucha paciencia y cariño.

      Un abrazo,
      Jan

  2. Jan, muy interesante lo q cuentas sobre la energía sexual, el caso de mi pareja es el opuesto, no siente deseo sexual, por lo tanto no tiene erecciones, y ambos nos sentimos privados de esa energía sexual ….
    Ante esto que hacer?
    Muchas gracias por tu articulo.

    1. Hola Candelaria,

      Cada persona es única, pero en general, una falta de energía sexual va asociada a una falta de vitalidad y de creatividad. Sería muy importante analizar cómo se siente él respecto a la vida en general, y respecto al sexo en particular. Y todas las emociones que descubra, tratarlas con tapping (o con otra herramienta).

      Un abrazo,
      Jan

  3. Saludos Jan, excelente tu artículo, los hombres debemos ser mas abierto a compartir la energía sexual en lo espiritual. Desde hace unos años he estado practicando sin embargo uno de mis debilidades ha sido mi pareja quien si pierde la energía. Tambien a pesar de logra vitalidad y prosperidad he perdido potencia en la erección, no se si se debe a la practica, me gustaria conocer respecto a ello.

    1. Hola Erik,

      Sí, según qué prácticas se usen para controlar la energía sexual, puede suceder que se calme «demasiado» y perder vitalidad, lo que puede llevar a perder potencia en la erección. Por esto es tan importante lo que comento en este artículo: primero aprender a calmar la energía sexual, y luego hacerla brillar. En este último paso, es muy potente el ejercicio del paso 3 de este artículo: llevar la energía de los genitales a todo el cuerpo, pero no con un solo circuito, sino con múltiples circuitos que vayan a todos los puntos.

      Un abrazo,
      Jan

      1. Gracias Jan, considerado en mi practica, Dios te siga iluminando y te bendiga bajo su manto amoroso de serenidad.

        Abrazo.-

  4. Hola, Jan. Muchas gracias por tus interesantes y luminosos artículos. Una pregunta: qué pasa con los asexuales (entre los que me incluyo)? También podemos potenciar una energía sexual que aparentemente no tenemos? En mi caso, la asexualidad no tiene nada que ver con falta de vitalidad o creatividad, es algo innato en mí.
    Un fuerte abrazo

    1. Hola María,

      Es una cuestión importante. En realidad, la energía sexual no es una energía especial ni diferente de otra energía. Es, sencillamente, energía creativa y luminosa, igual que toda la demás. Lo que pasa es que, en muchos humanos, esta energía tiende concentrarse en los genitales. Y tenemos que aprender a llevarla a otros lugares.

      En el caso de la asexualidad, no sé cómo la vives exactamente, pero si te sientes radiante de energía y creatividad, significa que no es que te falte energía sexual, sino que no la tienes en los genitales. Lo cual es fantástico. Nos llevas ventaja.

      Otra cosa es que lo vivas como que te falta algo. Entonces sí habría que mirarlo. Pero si lo vives bien, está perfecto.

      Un abrazo,
      Jan

  5. ¿Cómo recuperar esta energía sexual cuando ya ha desaparecido casi por completo? Yo sólo consigo energía con flores de Bach, pero en mi caso creo que es ya una adicción…a las flores de Bach.

    1. Es un tema profundo, y hay que analizarlo bien para descubrir las raíces concretas. Pero en general, cuando la energía y la vitalidad bajan, es porque tenemos pensamientos de rechazo sobre la vida.

  6. Recordemos que, si queremos recuperar nuestra energía sexual, el principal órgano sexual es la mente ( y mientras más avancemos espiritualmente, nos podremos conectar mejor con el corazón, mucho más poderoso que la mente!). Por problemas «normales» por los que atraviesa cualquier matrimonio, mi esposa subió de peso y la verdad, ya no me atraía tanto como cuando eramos novios. Sin embargo, aprendí que la razón de su sobrepeso, en parte, fue por protegerse de mí y empecé a llenarla y verla con ojos de amor. Es un ser de luz maravilloso y desde que cambié mi perspectiva, tenemos una vida sexual increíble (en lo que nos enfocamos, lo creamos y empieza a crecer), ambos somos muy creativos y, aunque me siento lejos de controlar las eyaculaciones (lo he intentado en varias ocasiones), sé que con constancia lo podré lograr sin que demerite mis relaciones con mi esposa. Espero que mi experiencia les pueda servir a otras parejas. Saludos y Bendiciones.
    P.D. Jan, si no fuese mucho pedir, podrías escribir algún artículo sobre sexo tántrico?

  7. Tu articulo es super importante, siempre he creido que los hombres estamos en desventaja sobre las mujeres precisamente por nuestra incapacidad para controlar nuestros impulsos sexuales, somos esclavos de ellos y facilmente manejables por esta «debilidad», cuantos errores he cometido en mi vida por no saber controlarlos. Que bendicion hubiera sido leer tu articulo cuando tenia 14 años, mi vida hubiera sido tan diferente, ahora tengo 65 pero me quitas un peso inmenso de encima saber que puedo hacer algo para tener el control de mis impulsos sexuales y canalizarlos de una manera tan productiva para mi y los demas. Hay que difundir estas enseñanzas a todos los hombres que podamos, especialmente en estos tiempos que la sociedad ha sido invadida por imagenes sexuales que solo promueven la violencia hacia las mujeres al considerarlas un objeto para ser usado. Gracias por tus concejos, siempre los leo y los pongo en practica.

  8. Hola a todos, Jan gracias por tus artículos. He tenido problema en controlar al león, pero ya estoy en este camino que es lo más importante. Mi duda es si hay problema que me dé placer y de la mano trabajar con este último paso, tal vez, es enfocado a qué solo lo hagamos con los que tienen pareja o cuando estamos en la calle, pero que hay de los solteros y en otras publicaciones no aquí, dice que está bien autoexplorarnos, claro sin malos pensamientos como la pornografía, la masturbación intensa sino sanamente como es conocido. ¿Que opinas? Puedo seguir admirando a las damas con respeto claro (tal vez parezca que las veo como objeto sexual por sentir el deseo de quererlas o atracción) pero seguir estimulandome al mirarlas (de buen modo sin perversión) y realizar el ejercicio número 3. Lo intento pero no sé si esto es recomendable. Saludos!

    1. Hola Ismael,

      Recuerdo una pequeña historia donde dos monjes le preguntaban a su maestro si podían meditar y fumar a la vez. Pero lo hacía de forma distinta. Uno preguntó: ¿puedo fumar mientras medito? Y el maestro respondió que no. El otro preguntó: ¿puedo meditar mientras fumo? Y el maestro respondió que sí. Creo que con la masturbación la respuesta sería parecida.

      Aparte de esto, creo que es importante no agobiarse. La energía sexual cuesta mucho de controlar. Así que hay que ir con calma, paciencia y mucho cariño.

      Un abrazo,
      Jan

  9. Hola Jan, excelentes días y excelentes todos tus artículos, gratitud, gratitud, gratitud, para Ti y para las personas que hacen buenas preguntas y comentarios (todo@s,) Parece clara la historia de los 2 monjes y el maestro, solo que hago de monje y preguntó: 1) ¿puedo masturbarme y meditar?.
    2) la meditación juiciosa y continua tiene algún efecto en el deseo sexual?

    Pd: me parece que este tema es el que mas preguntas y agradecimientos ha despertado en el menor tiempo. Buen indicador de utilidad.

    1. Hola Moreno,

      Yo creo que una de las claves principales del universo es la libertad: tenemos total libertad de elegir nuestro camino. Es decir, poder, lo que se dice poder, podemos hacer cualquier cosa. Ahora bien, otra pregunta es qué cosas hacen que nuestra luz brille más. Y aquí cada uno debe conectar consigo mismo y encontrar sus respuestas. Yo personalmente, creo que la masturbación es algo que hay que aprender a regular de forma consciente. Cada uno a su manera.

      Y respecto a la meditación, disculpa pero no sé a qué te refieres exactamente con la idea de «meditación juiciosa», pero la meditación influye en muchos aspectos de nuestra vida, sí, entre ellos la energía sexual.

      Un abrazo,
      Jan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *