Cómo Conseguir Tus Objetivos Fácilmente con un Truco Muy Eficaz

Cómo Conseguir Tus Objetivos Fácilmente con un Truco Muy Eficaz

Cómo conseguir tus objetivosHoy quería compartir contigo un pequeño truco para conseguir tus objetivos más fácilmente y con más rapidez.

No sé si te ha pasado, pero hay muchísimas personas que no consiguen nunca una parte muy importante de sus objetivos. Tienen muchos planes en mente, pero el tiempo va pasando y no los hacen realidad.

Es una gran pena que pase esto.

A menudo creemos que nuestros deseos son meros caprichos, y que no tienen ninguna importancia más allá de nuestra satisfacción personal. Muchas veces incluso creemos que está mal intentar conseguirlos, como si fuera algo puramente egoísta.

Pero no es así. En absoluto.

Nuestros deseos tienen una gran importancia en el funcionamiento del Universo.

Todos nosotros somos Creadores. Hemos venido a la Tierra a crear. Y nuestros deseos y objetivos son las semillas de la creación.

Tenemos que aprender a plantar estas semillas y hacerlas crecer. Tenemos que evitar que se marchiten en el fondo de nuestra mente y hacerlas salir para que florezcan.

Hoy hablaremos de un paso muy importante para poderlo conseguir.

Cómo Conseguir Tus Objetivos de Verdad

Este “truco” para conseguir objetivos lo descubrí por primera vez en el blog de David Cantone, y desde entonces lo aplico casi siempre que quiero lograr algo en mi vida.

Es muy simple.

Se trata sencillamente de no hablar de tus objetivos. Siempre que tengas algo en mente que te gustaría lograr, quédatelo para ti y no lo expliques en voz alta hasta que lo estés haciendo.

Esta idea puede sorprender al principio, porque es exactamente lo contrario de lo que hacemos normalmente. Pero es muy efectiva.

Siempre que tenemos una nueva idea, nuestra energía interna aumenta. La ilusión de la nueva idea nos llena de vitalidad, y nos sentimos totalmente seguros de que lo vamos a lograr.

En ese momento, somos como un globo lleno de energía. La energía está condensada en nuestro interior, lista para ser usada.

Mientras no hacemos ningún orificio en el globo, la energía sigue allí, esperando que hagamos algo con ella. Si pasa mucho tiempo, poco a poco se irá desinflando, pero mientras lo tengamos cerrado, aguantará bastante.

Pero si hablamos de nuestra idea por el simple hecho de hablar de ella, es como si deshacemos el nudo del globo: la energía se escapa de golpe. Y la perdemos casi toda en un instante.

Seguramente has experimentado esta sensación más de una vez: tienes una nueva idea que te hace mucha ilusión, y corres a compartirla con alguien: un amigo, tu pareja, etc. Y justo cuando las palabras salen por tu boca, o a veces un rato después, sientes como toda esa energía e ilusión se han escapado.

Has dejado que tu energía saliera al exterior, pero no has aprovechado para hacer nada útil con ella.

Y te quedas vacío y frustrado, porque has gastado energía, y no has avanzado ni un milímetro en la consecución de lo que querías.

Que Sean Tus Actos los que Hablen por Ti

La energía en la Tierra es un bien muy preciado y escaso. En el Universo en general la energía es ilimitada, pero aquí en la Tierra de momento no lo es. Aún no sabemos cómo acceder al pozo ilimitado de energía del universo (ya llegará), así que es muy importante aprovechar bien la energía que tenemos.

Una manera muy sencilla de hacerlo es simplemente no hablar de nuestros objetivos. (Si el hecho de hablar de ellos es un paso necesario para lograrlos entonces no hay problema, pero no hablar solo por hablar.)

Esto, al principio, puede resultar extraño. ¿Significa esto que no puedo hablar de mis proyectos con mis amigos? ¿No puedo ni contárselos a mi pareja?

Por supuesto que puedes contárselos. Faltaría más.

Pero cuéntaselos con actos, no con palabras.

Muéstrale a la gente lo que quieres hacer haciéndolo, no hablando.

Esto tiene dos grandes ventajas. En primer lugar, evitarás la pérdida de energía que se produce cuando hablamos por hablar. Pero por encima de todo, lograrás canalizar tu energía de forma mucho más productiva.

Como comentábamos hace un momento, siempre que tenemos  una idea que nos hace ilusión nos llenamos de energía. Y esta energía empujará para salir. La energía nunca se queda quieta. Siempre quiere expresarse.

Si resistimos el impulso de dejar que salga por la boca, la energía buscará otro camino para manifestarse. Y el camino más fácil, si la boca está cerrada, son los actos.

Así pues, si dejamos de hablar, nuestra energía se dirige hacia el hacer de forma natural.

Es la manera más simple de dejar de desaprovechar nuestra energía y dirigirla hacía la consecución real de nuestros objetivos.

Un Gran Beneficio Adicional de No Hablar de Tus Objetivos

Si decides dejar de hablar de tus objetivos en tus conversaciones cotidianas, notarás que tu energía interna aumenta de inmediato. Y si canalizas esta energía hacia tus actos, verás como tus proyectos empiezan a manifestarse de forma real.

Pero también puede ser que en más de una ocasión te pase una cosa aparentemente negativa: que te quedes sin tema de conversación. Quizás te surge el impulso de hablar de tus proyectos y entonces piensas: uy no, que he decidido no hablar de mis objetivos. Y entonces te quedas sin saber qué decir.

Este es un momento que puede ser un poco incómodo, pero tiene un gran potencial si lo sabemos ver. Porque podemos aprovecharlo para interesarnos por los demás. En lugar de hablar de nosotros y de nuestras metas, podemos preguntar por las metas de los demás.

De esta manera, con la simple decisión de no hablar de nuestros proyectos, nos convertimos automáticamente en personas más activas y productivas, y también en personas más receptivas y amorosas hacia los demás.

Es un cambio muy poderoso.

Crear y amar. Esta es la esencia de lo que hemos venido a hacer aquí, ¿verdad?

49 thoughts on “Cómo Conseguir Tus Objetivos Fácilmente con un Truco Muy Eficaz”

    1. Es una buena pregunta Conchita. Una “obsesión” no es más que un pensamiento que se repite en nuestra mente. Una manera de analizar el significado que tiene para nosotros es mirar bien qué emoción sentimos cuando tenemos este pensamiento. Y luego intentar ver de dónde viene esa emoción.

  1. Completa y absolutamente de acuerdo.
    Siempre he tenido esa sensación de que cuando cuentas algo que quieres hacer, un proyecto….después de hablarlo viene esa sensación que has descrito, como que pierde importancia, lo empiezas a ver con menos ilusión…
    Tus metáforas son muy útiles para visualizar como nos sentimos y entender por qué…. Pero sobre todo GRACIAS por ayudarnos. Gracias por compartir.

  2. Gracias por compartir esa informacion,la pondre en practica,ya que siempre que tengo una idea de algun proyecto a ya voy a contarlo,y todo se vuelve humo.

    1. Es algo muy habitual. Nos pasa a casi todos, ¿verdad? Pero podemos cambiarlo con relativa facilidad simplemente dejando de contarlos verbalmente, y empezar a contarlos con actos. Un gran abrazo!

  3. Ya lo dían nuestros sabios abuelos:
    “No diguis blat fins que estigui al sac i ben lligat”
    Traducción: ” No digas maiz hasta que esté en el saco y bien atado”
    Y Woddy Allen al decir aquello de “Las cosas no se dicen, se hacen y hacerlas hablan por si solas”
    Son dos de mis frases favoritas y ahora gracias a tí y a David sé por qué.

    Muchas gracias!

  4. Es cierto eso que dices, que cuando a veces intento contar acerca de mis proyectos a alguien y en ese momento pienso que no debo hacerlo y no lo hago, pues sucede que me quedo repentinamente sin palabras y se produce en mi como un vacío mental y no sé, de que hablar, en ese instante. Es increíble el alivio, y la fortaleza emocional que siento y sobre todo el alivio por no haberlo contado.
    Gracias por tus consejos Jan.

    1. Tienes razón Vivian, a menudo cuesta contenerse y no contarlo, pero si lo hacemos luego nos alegramos, pues la energía se ha quedado en nuestro interior, lista para ser usada de forma productiva. Un gran abrazo!

  5. Me ha gustado mucho este articulo, pues es algo en lo que también meto la pata mucho, y lo veo tambien aplicable a muchas otros aspectos en la vida
    Gracias Jan por tu vision y tu amorosa ayuda.

  6. Así es efectivamente, las cosas se hacen no se dicen, y abundando en el tema de los proyectos, el mejor proyecto es el de manejar tus obsesiones, y para ello mejor no hablar de ellas; las refuerzas. Lo mejor es observarlas, si tienes la capacidad de observarte desde lejos como si de otra persona se tratara, sin juzgar, sin criticarte, sin analizar nada, sólo observarte el sufrimiento que tienes con esta obsesión en un tiempo prudencia acabas con ella. De verdad es un milagro, y lo digo con conocimiento de causa. No es fácil hacerlo pero es definitivo.

  7. Hola Jan, yo tengo mi lista hecha de todas mis metas u objetivos a conseguir, y las he compartido con mí pareja, porque los dos deseamos las mismas metas. Todos los días las leo y visualizo con paciencia y voluntad. Sé muy bien que las voy a conseguir poco a poco al igual que me propuse otras y las he conseguido gracias a mí voluntad y paciencia.
    No hay que tener prisa, hay que dejar que el tiempo fluya y que le demos a la mente pensamientos de nuestras metas para que las hagan realidad.
    Muchas gracias por todos los artículos, porque me han servido de mucho y sobre todo los libros. Un abrazo.

  8. A veces comentas tus ideas con la intención de que los otros la vean tan buenas como tú las ves , esperando su aprobación.
    Es entonces, como tú dices, cuando yo me desinflo , cuando las otras personas emiten su opinión y no ven la idea tan buena como tú las ves.
    Nadie sabe mejor lo que nos combine que uno mismo, por eso al no comentar nada como tú dices dejaremos de desinflarnos.
    Gracias de nuevo, maestro de la vida, por la apertura de consciencía que haces en nosotros.

    1. Muy buena observación Jorge. Es cierto que a menudo explicamos nuestras ideas buscando aprobación. Como bien dices, solo nosotros sabemos lo que realmente nos conviene, y es importante empezar a confiar en uno mismo. Un grandísimo abrazo!

  9. Eso es totalmente cierto, lo he comprobado infinidad de veces, pero nunca me había detenido a meditar el porqué. Además, cuando se cuenta algo que pensamos hacer y luego no pasa nada, quedamos como unos perfectos camellos… Gracias, Jan, por el concejo.

    1. Es verdad Enzo, si contamos muchas cosas y no las hacemos, vamos perdiendo credibilidad, a los ojos de los demás y a los nuestros propios. Y al final nos acostumbramos a no hacer casi nada. Mejor ponernos manos a la obra, ¿verdad? Un gran abrazo!

  10. Mañana he quedado con un amigo con el que normalmente nos contamos nuestros proyectos.El , hoy por teléfono ya me ha avanzado lo que tenía en mente. Voy mañana a probar tu método, Y también se lo diré a él para ver,si nos funciona. Muchas gracias!!!expectante!!

  11. Buenos dias a todos.
    Es realmente cierto Jorge. Nadie mas que uno mismo sabe lo que quiere en esta vida y le hace feliz. Aunque sea con buena intención, los demás siempre verán desde su punto de vista nuestro proyecto y está claro que los objetivos no son los mismos. Por eso , a veces los consejos solo sirven para confundirnos mas. Seguridad en uno mismo, aunque eso es lo más dificil. Feliz dia

  12. Soy un seguidor tuyo hace tiempo que vengo haciendo todo lo posible porque me gustaría que mi ex regresara y no veo resultados quiero saber qué estoy haciendo mal o que debo de hacer parece la estoy perdiendo o algún método a emplear

    1. Personalmente, creo que uno de los obstáculos que nos aleja de una vida plena es que a veces pedimos cosas muy concretas. Es mucho más positivo pedir algo genérico, y dejar que el Universo, que sabe mucho más, nos de aquello que nos conviene. En el caso de las relaciones de pareja, puedes centrarte en conseguir una relación hermosa con alguien, sin concretar en quién. Y que sea lo que tenga que ser. Un gran abrazo!

  13. Gracias Jan. Me ha parecido super interesante. Y en mi caso me hace pensar que la mitatd de las veces comparto proyectos . Ideas, para d alguna manera recibir reconocimiento. Y claro…ha sido yna pista mas y un buen truco. Gracias

  14. Muy bueno este artículo Consejo para ponerlo siempre en práctica. ..yo de alguna manera
    asíasí he ido haciéndolo. Por ejemplo no he platicado que estoy tomando el curso de tapping, sólo quiero que me vean diferente y eso me emociona mucho. Porque si voy logrando pequeños o grandes cambios….estoy por lo menos con muchas ganas de vivir y crear mucho GRACIAS JAN

  15. Gracias por las lecciones que nos das Jan,a partir de ahora lo pondré en práctica porque yo también he notado ese desinflarse cuando estás emocionado con una ilusión y la cuentas,!muchas gracias

  16. Me surge una duda. Y si preguntamos a los demás por sus metas para no hablar de las nuestras. Aparte de ser mas amorosos……. No le estaremos boicoteando sus metas???

    1. Muy buena observación Rocio. Efectivamente, es algo que puede pasar, y hay que vigilar un poco, pero si lo hacemos con amor y sinceridad no pasa nada. Fíjate en que es muy distinto contarle nuestros proyectos a alguien que no nos lo ha pedido y que seguramente no prestará mucha atención (lo más habitual), que contárselos a alguien que se interesa sinceramente en nosotros. Si nos interesamos sinceramente en los demás, y los animamos a trabajar en sus proyectos, podemos darles un empujón hacía adelante y animarlos un poco.

      Por otro lado, si ha leído este artículo siempre puede decir: “no te lo cuento, ya lo verás.” 😉 Un abrazo!

  17. ¡ Muchas gracias Jan !
    Siempre haciendo el bien compartiendo tus consejos y entregando Amor, como bien dices en tus frases. Magnifico!!!
    “CREAR Y AMAR ESTA ES LA ESENCIA DE LO QUE HEMOS VENIDO A HACER AQUÍ”
    Te felicito por compartir tu enseñanza. Sigue siendo como eres.
    ¡ Muchas Gracias !

  18. Hola Jan, tienes razón y no había caído en la cuenta. Estaba escribiendo un libro y llevaba 3 capítulos escritos. Pensando que ya estaba hecho, lo comenté con varias personas. Llevo 8 meses sin escribir una linea. Debiéramos pensar más lo que decimos en lugar de decir lo primeros que pensamos.

    Gracias por compartir,

    Endika

  19. Pienso que adema, s de derrochar esa energía divulgando con palabras nuestros objetivos, podría suceder que la persona que nos escucha, con sus pensamientos que también son energía, nos disuelva nuestros propósitos, ya sea por envidia o por egoísmo.

  20. Ojalá lo hubiera leído unos días antes jajajaj
    Lo bueno es que al saber este proceso (que entiendo y comparto) puedo saber que la diferencia de ilusión (entre el antes y el ahora) hacia un nuevo paso en mi camino de vida es normal, puesto que lo exterioricé verbalmente bastante.
    A partir de ahora usaré ese truquillo recién descubierto.
    Gracias, fabuloso!

Responder a Ana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *